Regulador de quemado para inciensos DIY

El regulador de quemado para inciensos DIY es un polvo blanco que se utiliza para hacer inciensos y que estos quemen mejor y no se apaguen.  Desde Gran Velada te damos todo lo necesario para que sepas cómo hacer incienso artesanal y consigas unos resultados excelentes con materiales de gran calidad.

Más detalles

  • 100 gr.
  • 1 Kg.
  • 5 Kg.

Add Subtract

3,30 € CON iva

  • Calidad garantizada
  • Mejor precio garantizado
  • Compra segura
  • Envío en 48/72 horas

Otros clientes también se interesaron en...

Cómo hacer inciensos con el regulador de quemado

El regulador de quemado para inciensos DIY es un polvo blanco encargado de que la mezcla que se obtiene para hacer inciensos prenda mejor a la hora de quemar incienso.


Cuando se hacen inciensos es importante darle una forma adecuada para que estos prendan mejor como suelen ser las formas cónicas o las varillas alargadas. Aun así todos los inciensos suelen contener este tipo polvo que ayuda a que el incienso no se apague, queme bien y por lo tanto desprenda sin parar su fragancia.


Comprar incienso es una buena opción pero más aún si los haces tú mismo con todos los ingredientes para ello que te ofrecemos en Gran Velada. Además descubre la receta en nuestro blog de Gran Velada y los inciensos dejarán de ser complicados para convertirse en una manualidad sencilla y entretenida.

 

Comprar materiales para hacer incienso casero

En Gran Velada tenemos la receta para hacer los mejores inciensos caseros. Entra en nuestro blog de Gran Velada y allí encontrarás el paso a paso junto con el vídeotutorial donde te enseñamos cómo hacer incienso artesanal.


Para conseguir conos de incienso solo debes usar tus manos. Cuando tengas hecha la mezcla con todos los ingredientes y haya reposado el tiempo necesario necesitarás un recipiente con agua en el que mojarte los dedos y poder moldear las figuras cónicas. Mójate los dedos, coge una pequeña parte de masa y moldea dándole forma de cono aproximadamente que sea de unos 3 centímetros de alto y cuya base tenga mano o menos 1,5 cm. Hacer lo mismo con todos los inciensos y déjalos secar durante más de 2 días.


Cuando ya estén secos es importante comprobar que queman bien, así que con ayuda de una cerilla o mechero prende uno. Si aprecias un buen quemado es el momento de añadir el colorante a la maceración de esencia y alcohol que habrás hecho previamente en días anteriores.


Con la ayuda de unos guantes sumergir cada cono en la mezcla del colorante y dejar secar sobre una superficie lisa con papel absorbente.

 
    Atención al cliente(9.3746425166826:
    Atención personal(9.2726171243942:
    Calidad/Precio(8.722777676786:
    Rapidez de entrega(9.4575026232949: