Materiales

Conservantes, Fijadores y reguladores de PH

Productos por página

Productos por página

Conservantes cosméticos

La mayor parte de los cosméticos convencionales llevan entre sus ingredientes conservantes cosméticos que ayudan a preservar sus cualidades, prolongan su vida útil y evitan que se deterioren. Existen dos grandes grupos de conservantes: los agentes antioxidantes y los antimicrobianos.

Los primeros evitan que el producto se deteriore en su aspecto, es decir que cambie el color o el olor. Por ejemplo, la vitamina E o la vitamina C son dos grandes conservantes. Mientras, los agentes antimicrobianos protegen el producto de la contaminación microbiana, es decir de bacterias, hongos y levaduras. En esta categoría se encuentran el sharomix 705 o el cosgard. En la ficha de producto hay información más detalla sobre sus características, aplicaciones y modo de empleo.

Por su parte los reguladores de pH son ácidos o bases que permiten ajustar el pH final del producto para que sea lo más próximo al de la piel o a la neutralidad. El pH mide la cantidad de acidez o suavidad de un elemento. En el caso de la piel hay que prestarle mucha atención para determinar si los productos de belleza que usamos son adecuados o pueden hacernos daño.

Los reguladores de pH ayudan a conseguir el grado idóneo para cada tipo de piel. Así, para dar más acidez se emplea el ácido cítrico o el ácido tartárico, mientras que para suavizarlo se emplea la trietanolamina o el bicarbonato de sodio. Todos estos productos los podrás comprar en nuestra tienda online.

Finalmente cierran nuestra selección de productos los fijadores de esencias, que unen el olor del perfume a nuestra piel pero no lo intensifican. Como fijadores aparecen la dimeticona copoliol o la tintura de benjui. Al añadir unas gotas de estos productos a tus colonias caseras consigues que su olor persista durante mucho más tiempo en la piel.