Poliplant activo antiacne natural

Poliplant activo antiacne natural

Complejo de extractos vegetales para hacer lociones, geles, cremas y mascarillas antiacné. Poliplant Antiacné.

  • Uso tópico y cosmético. No ingerir
  • Ingredientes: Allium sativum, Solanum lycopersicum.

Más detalles

  • 100 ml.
  • 250 ml.
  • 1 Litro

Add Subtract

6,00 € CON iva

  • Calidad garantizada
  • Mejor precio garantizado
  • Compra segura
  • Envío en 48/72 horas

Otros clientes también se interesaron en...

Extracto antiacnE comprar

Extracto hidrosoluble. Antimicrobiano. Purificante. Antiséptico. Seborregulador. Hidratante. Regulación del TEWL. Exfoliante

 

Dosis recomendada: entre el 0,5% y el 5,0%.

Poliplant antiacné Poliplant Antiacné es una mezcla de los extractos vegetales de ajo y tomate, combinados en las proporciones óptimas para maximizar la eficacia de sus principios activos para el tratamiento del acné.

PROPIEDADES COSMETICAS POLIPLANT 

El acné es quizás la afección dermatológica más frecuente entre los adolescentes. Si no se trata, se puede mantener por mucho tiempo. La curación del acné no es fácil, ni se logra a corto plazo. Generalmente un tratamiento del acné se prolonga varios meses.
El acné puede definirse como una enfermedad dentro y alrededor de los "poros” de la piel, los folículos pilosebáceos. La primera y principal causa es una excesiva actividad de la glándula sebácea. Se produce demasiada grasa que obstruye conjuntamente con otras sustancias el orificio del conducto con un tapón, inhibiendo así la salida de las células muertas de la glándula y de las bacterias que se encuentran normalmente en la base de la misma. 

Ajo

Se ha demostrado que el ajo reduce la coagulación sanguínea y la tensión arterial, lo que constituye una parte importante de cualquier tratamiento para enfermedades cardiovasculares  . La alicina y la adenosina son los constituyentes antiplaquetarios más potentes del ajo, según muestran sus efectos in vitro . La administración de aceite de ajo a estudiantes sanos y a pacientes que sufrían enfermedad de la arteria coronaria (EAC) inhibe la agregación plaquetaria in vivo . Parece que también es efectiva la administración a largo plazo de dosis bajas de ajo. Ditiinas y ajoenos poseen propiedades antitrombóticas. El ajoeno se está desarrollando actualmente como droga para el tratamiento de afecciones tromboembólicas (Agarwal, 1996). Las ditiinas y los ajoenos reducen la propiedad de coagulación de la sangre, porque actúan como anticoagulantes y la adelgazan. Esta actividad reduce indirectamente el riesgo de infarto y de enfermedad cardiovascular.  
El ajo mejora la función cardiovascular porque protege contra la arterosclerosis hipercolesterolémica y las arritmias e infartos inducidos por isquemia-reperfusión. Se ha observado que los radicales libres del oxígeno pueden actuar como agentes causantes de estas afecciones y se ha demostrado que los antioxidantes son efectivos para tratarlas, ya que secuestran radicales libres. 
El ajo estimula el sistema inmune y tiene efectos vasodilatadores. Los extractos de Allium sativum tienen propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiparasitarias. Se ha demostrado que la alicina del ajo tiene actividad fungicida sobre numerosos hongos y levaduras, y que el ajoeno tiene actividad antimicrobiana sobre algunas bacterias gram-positivas y gram-negativas. Debido a esta actividad, se lo puede aplicar en productos capilares para controlar la caspa (en combinación con otros extractos vegetales, sus propiedades pueden ser muy útiles en champúes de tratamiento anticaspa). Su acción antioxidante, que contribuye a inhibir la oxidación de las grasas en las paredes capilares, así como sus propiedades antibacterianas, lo hacen efectivo contra el acne.  
Como la mayoría de las plantas, el ajo contiene más de 100 sustancias, entre las cuales hay más de 30 compuestos de azufre. Uno de los componentes más importantes que contiene es la alicina, cuya acción antibacteriana y antimicótica se ha comprobado in vitro . Además, el ajo tiene propiedades antioxidantes (por su contenido en vitamina C y selenio), antitrombóticas, y antiplaquetarias. 
Las propiedades antibacterianas del ajo permiten su utilización como agente anti-acné, ya que permite controlar el excesivo crecimiento bacteriano producido por la enfermedad. 

Tomate

La composición química del tomate es un excelente complemento para productos contra el acné. Rico en vitaminas y minerales, el tomate ayuda a eliminar el exceso de grasa de la piel, y tiene un efecto purificante, eliminando las células muertas que obstruyen los poros, dos de los factores importantes en el tratamiento del acné. Además la actividad del tomate en estos dos aspectos, permite aumentar la actividad de las propiedades antimicrobianas del ajo. 
Los monosacáridos del tomate son capaces de adsorber agua y por tanto contribuyen al mantenimiento hídrico del estrato córneo. Esta misma propiedad es extensible a los oligosacáridos.

Estos activos actúan formando puentes de hidrógeno, evitando la pérdida masiva de agua y frenando la deshidratación. Además, algunos de estos compuestos forman una película protectora sobre la piel, evitando y retrasando la pérdida de agua transepidérmica. 
Los AHA engloban el ácido cítrico, el ácido málico, el ácido glicólico, el ácido láctico, el ácido pirúvico, etc., presentes en las frutas y las hortalizas. Estos principios activos disminuyen la atracción intercorneocitaria, ablandan el cemento intercelular y permiten la exfoliación. A baja concentración permiten humectar y a mayor concentración actúan como exfoliantes (Kale, P.N. & Adsule, P.G., 1995). 
La estructura química con múltiples grupos hidroxilo de los AHA permite una mayor absorción y retención de agua. De este modo, estos compuestos altamente higroscópicos aumentan la hidratación y fortalecen la función de barrera de la piel (Carbajo Espejo, J.M. et al, 2004). 
Además, los AHA trabajan a nivel del estrato córneo y actúan sobre la cohesividad de los corneocitos en las capas más internas, de forma que promueven un adelgazamiento y renovación del estrato córneo, además de mejorar la flexibilidad de la superficie cutánea. Esta acción se encontró al estudiar su efectividad en tratamientos por vía tópica de la ictiosis. También se demostró su actividad en cualquier proceso de hiperqueratinización (Van Scott, E.J. et al., 1984). 
Se ha observado que los AHA actúan sobre el ión calcio necesario para la formación de la mayoría de las uniones intercelulares y para el mantenimiento de su integridad estructural. Se ha visto que los AHA reducen la concentración de este ión en las uniones intercelulares de la epidermis por quelación. Esto provoca una disminución del calcio, provocando una descohesión de las uniones y por tanto, estimulando la descamación. Este efecto se ve incrementado por la acción de los enzimas proteolíticos presentes en la epidermis (Wang, X., 1999).


 
    Atención al cliente(9.3976073187896:
    Atención personal(9.2942683317323:
    Calidad/Precio(8.8288878189697:
    Rapidez de entrega(9.4500092064077:

VALORACIONES RECIENTES