Materiales

¡Lo más vendido!

Esencias Aromáticas Animales para hacer jabón casero

FRAGANCIAS ANIMALES

Para hacer jabones artesanales de aceite con un aroma único y especial las fragancias animales son perfectas. Esta sección comprende aquellas esencias aromáticas inspiradas en aromas de origen animal, como ámbar o almizcle.

Desde la antigüedad se han utilizado en perfumería este tipo de esencias, por su olor penetrante e intenso, combinándolas con otros aromas. Pero hoy en día, estas esencias de origen animal se han ido sustituyendo por recreaciones sintéticas. Productos de síntesis que van reemplazando a los naturales. Todas las fragancias animales que encontrarás en Gran Velada son sintéticas, no naturales. En su mayoría recrean secreciones glandulares cuyo olor por sí solo es un poco desagradable, pero en mezclas resultan fragancias muy exóticas y hasta sensuales. Olores muy penetrantes que se utilizan en combinación con otras esencias reducen su intensidad. Su perdurabilidad en el producto final es elevada. Unas esencias ideales para aromatizar tus jabones de aceite caseros. ¿Cómo? ¡Muy fácil!


ESENCIAS AROMÁTICAS ANIMALES PARA HACER JABÓN


Las fragancias animales son esencias aromáticas concentradas, con un alto rendimiento. Apenas se necesitan unas gotas para que los jabones cojan el aroma. Por ello resultan tan económicas. Puedes comprarlas en cómodos envases a partir de 50 ml. Utilizar estas esencias para hacer jabones de aceite es sencillo. La esencia aromática se  debe añadir a la traza, es decir, a la mezcla que se produce al batir los aceites con el agua y la sosa. La proporción a añadir de esencia aromática será de un 1%.

Es importante tener en cuenta que las esencias pueden modificar la traza del jabón de aceite: se puede endurecer o licuarse. Si detectas que al añadir el aroma la traza se endurece muy rápido, debes mezclar y verter sobre el molde cuanto antes. Por el contrario, si se queda líquido, habrá que batir la mezcla durante más tiempo para endurecerla. La manera más segura de acertar es probar el comportamiento de la esencia aromática en la fórmula. Para ello, es recomendable añadir 15 gotas de esencia aromática en 50 gr. de la traza y observar el comportamiento antes de hacer todo el jabón.

También hay que tener en cuenta que algunas esencias tienen una pizca de color, por lo que se puede llegar a colorear un poco el jabón. En la ficha de producto de cada una de las fragancias encontrarás más información al respecto. En el caso de las esencias que contienen vainillina, almizcles nitrados y cumarina los jabones se pueden oscurecer con el paso del tiempo.

Atrévete a incluir fragancias que recrean aromas animales, y consigue ese punto intenso, atrayente y seductor para todas tus elaboraciones. Son esencias perfectas para incluir no solo en jabones, sino también en perfumes y colonias, cosméticos y productos de aseo y hasta para crear ambientadores. Lo mejor de estas esencias es que las puedes combinar con otras, y así conseguir aromas únicos y personales.