Materiales

¡Lo más vendido!

Fragancias Amaderadas para hacer velas aromáticas

Productos por página

Productos por página

ESENCIAS AROMÁTICAS AMADERADAS

Las esencias aromáticas amaderadas recogen una serie de esencias aromáticas que provienen o se inspiran en maderas, hojas e incluso raíces. Cedro, madera de oriente, mirra o cuero son algunas de las esencias que encontrarás en esta sección y con las que podrás crear toda una gama de velas aromáticas con las que recrear sensaciones únicas. Son fragancias intensas y terrosas, que nos transportan a la profundidad de la naturaleza, a un bosque repleto de árboles centenarios.

En esta familia aromática se engloban esencias con aromas muy característicos y diferenciados entre sí. No solo encontraremos esencias aromáticas que provienen exclusivamente de maderas, como la esencia aromática de pino. Sino que incluye también otras con perfil amaderado como patchuli, que proviene de las hojas de un arbusto oriental y vetiver, que es una hierba.

Se caracterizan por aromas elegantes y seductores, que perduran en el tiempo, con características muy distintas a los de otras familias olfativas como floral o cítrica. Y es que ya desde la antigüedad se utilizaban para elaborar fragancias, perfumar remedios y ungüentos o en ceremonias religiosas.


FRAGANCIAS AMADERADAS PARA VELAS AROMÁTICAS

En este tipo de velas la esencia aromática elegida juega un papel principal. Dependiendo del aroma escogido, al encender la vela, se creará un ambiente u otro en la estancia. Las velas aromáticas con aromas amaderados crearán ambientes muy acogedores y agradables, sobre todo en las estaciones más frías del año.

Pero, ¿cómo hacer velas aromáticas con esencias aromáticas amaderadas? ¡Muy fácil! En primer lugar se elegirá la fragancia amaderada con la que aromatizar la vela y una cera o parafina, que dependerá del tipo de vela que se quiere hacer. Por ejemplo, para velas en vaso será la GV-35 y para velas en moldes puedes utilizar la GV-20. Una vez la cera o parafina se haya derretido añadimos la esencia aromática, en la proporción que cada cera recomiende, y se remueve bien. Se vierte la mezcla al molde o recipiente y se coloca la mecha. Utilizando el aditivo GV 503, que fija el perfume y consigue que la cera o parafina admitan más porcentaje de aroma, se puede añadir hasta un 10% de esencia aromática. Así conseguiremos un aroma más intenso. 

Las fragancias amaderadas son esencias concentradas y solubles en ceras y parafinas, con un alto rendimiento, y que se pueden mezclar con otras esencias para crear aromas únicos. Además no solo puedes utilizarlas para velas aromáticas sino que puedes aromatizar con ellas todas tus elaboraciones: jabones, cremas y cosméticos, perfumes, ambientadores, cerámicas perfumadas, mikados…