Materiales

Fragancias Florales para hacer velas aromáticas

Productos por página

Productos por página

FRAGANCIAS FLORALES

Las fragancias florales son un clásico que no puede faltar a la hora de personalizar tus velas aromáticas más especiales. Lavanda, rosa o jazmín son unos de los aromas más recurrentes a la hora de hacer velas. Pero estos son solo los ejemplos más clásicos de esta amplia y variada familia olfativa, que recoge todo aroma y esencia que provenga de una flor. Se caracteriza por aromas frescos, delicados y sencillos. Orquídea, peonía, violeta o flor de algodón, son algunos de los aromas florales que encontrarás en esta sección. Más de 50 esencias aromáticas florales distintas para dar un aroma único y muy especial a tus creaciones.

Las fragancias florares añadirán un toque romántico, tierno y sofisticado, por ello resultan perfectas para hacer velas aromáticas. Pero lo cierto es que podemos encontrarnos con todo tipo de aromas y sensaciones. Desde fragancias florarles frescas y limpias, hasta otras más intensas, cálidas y embriagadoras.


ESENCIAS AROMÁTICAS FRUTALES PARA VELAS AROMÁTICAS


En este tipo de velas la esencia aromática elegida juega un papel principal. Dependiendo del aroma escogido, al encender la vela, se creará un ambiente u otro en la estancia. Las velas aromáticas con aromas florales propician ambientes dulces, delicados y frescos y llenos de energía.

Pero, ¿cómo hacer velas aromáticas con esencias aromáticas florales? ¡Muy fácil! En primer lugar se elegirá la fragancia floral con la que aromatizar la vela y una cera o parafina, que dependerá del tipo de vela que se quiere hacer. Por ejemplo, para velas en vaso será la GV-35 y para velas en moldes puedes utilizar la GV-20. Una vez la cera o parafina se haya derretido añadimos la esencia aromática, en la proporción que cada cera recomiende, y se remueve bien. Se vierte la mezcla al molde o recipiente y se coloca la mecha. Utilizando el aditivo GV 503, que fija el perfume y consigue que la cera o parafina admitan más porcentaje de aroma, se puede añadir hasta un 10% de esencia aromática. Así conseguiremos un aroma más intenso.

Las fragancias frutales son esencias concentradas y solubles en cera y parafina, con un alto rendimiento, y que se pueden mezclar con otras esencias para crear aromas únicos. Además no solo puedes utilizarlas para velas aromáticas sino que puedes aromatizar con ellas todas tus elaboraciones: jabones, cremas y cosméticos, perfumes, ambientadores, cerámicas perfumadas, mikados…