Materiales

Fragancias Animales para hacer velas de masaje

FRAGANCIAS CON NOTAS ANIMALES

Esta sección de fragancias con notas animales para hacer velas de masaje comprende aquellas esencias inspiradas en aromas de origen animal. Aromas, como el ámbar y el almizcle, que desde tiempos inmemoriales se han utilizado en perfumería en combinación con otros aromas, por su olor penetrante e intenso.

Todas las fragancias animales que encontrarás en Gran Velada son sintéticas, no naturales. Hoy en día, las esencias de origen animal se han ido sustituyendo por recreaciones sintéticas. Productos de síntesis que reemplazan a los naturales. En su mayoría recrean secreciones glandulares cuyo olor por sí solo es un poco desagradable, pero en mezclas resultan fragancias muy exóticas y hasta sensuales. Perfectas para hacer sensuales velas de masaje. Olores muy penetrantes que se utilizan en combinación con otras esencias reducen su intensidad. Su perdurabilidad en el producto final es elevada.

Atrévete a incluir fragancias que recrean aromas animales, y consigue ese punto intenso, atrayente y seductor a tus velas de masaje caseras.

 

ESENCIAS AROMATICAS ANIMALES PARA HACER VELAS DE MASAJE

Las velas de masaje son unas velas especiales, elaboradas con aceites y mantecas vegetales y ceras naturales de soja con bajo punto de fusión, a las que se les añaden esencias aromáticas para darles un aroma especial. Hacer este tipo de velas, aunque no lo parezca, es sencillo. Solo tienes que elegir los aceites y mantecas que quieres añadir y una esencia aromática con notas animales para darle aroma.

La esencia aromática se añadirá en la última fase de la elaboración de las velas masaje, cuando ya se haya fundido la cera con los aceites y mantecas y haya bajado un poco la temperatura. Se mezcla bien y finalmente se rellena los cuencos o recipientes para las velas. Cuando se haya endurecido tendrás tus velas de masaje listas para utilizar.

En Gran Velada contamos con más de 300 esencias aromáticas, todas son concentradas y liposolubles, con un alto rendimiento, perfectas para perfumar tanto velas de masaje como aromáticas y decorativas. Pero estas fragancias no son exclusivas para ceras y parafinas, puedes utilizarlas perfectamente para hacer jabones, cremas y cosméticos caseros, perfumes y colonias, ambientadores de spray, mikados, cerámicas perfumadas… Infinidad de ideas para sacar el máximo partido a las fragancias animales. Lo mejor de todo: puedes combinar diferentes esencias de familias olfativas distintas para crear aromas únicos.