Materiales

Esencias Aromáticas Frutales para hacer velas decorativas.

Productos por página

Productos por página

FRAGANCIAS FRUTALES

Maracuyá, piña, fresa, melocotón o manzana, son solo algunos de los aromas frutales que encontrarás en esta sección. Fragancias dulces y alegres inspiradas en los aromas de las frutas, que van desde las más clásicas hasta las más exóticas y tropicales. Es una de las familias olfativas más amplias y variadas, que podrás utilizar para aromatizar todas tus velas decorativas caseras. Son esencias aromáticas muy populares, que podemos combinar entre si para crear aromas únicos y muy especiales.

Las esencias afrutadas son deliciosas, tentadoras y exquisitas. Aromas que evocan juventud, felicidad y frescura, y que aportarán luminosidad a cualquier producto donde las utilices. Si quieres conseguir un aroma fresco, las fragancias frutales más clásicas y naturales, como manzana verde, pera o lemon fig, son las perfectas. Por otro lado las fragancias más exóticas y tropicales, como nos darán aromas más dulces y atrevidos.

Y es que en Gran Velada descubrirás más de 30 fragancias frutales tan sugerentes como mango y papaya, sandía, frutos del bosque o manzana roja.


AROMATIZAR VELAS DECORATIVAS CON FRAGANCIAS FRUTALES

Aromatizar tus velas artesanales con las fragancias frutales de Gran Velada es muy sencillo. Son esencias aromáticas de muy buena calidad, liposolubles en ceras y parafinas. Además son concentradas, por lo que con muy poca cantidad conseguirás el aroma deseado. La cantidad recomendable a añadir de esencia aromática está entre un 3 y un 5% de la cera o parafina que se utilice. Los pasos que se deben seguir para dar aroma a velas caseras son muy sencillos. Primero, fundimos la cera o parafina a fuego suave, poco a poco. Una vez esté totalmente líquida añadimos la esencia aromática en la proporción adecuada y mezclamos. A continuación incorporamos el colorante para velas. Es importante añadir la esencia aromática antes que el colorante, puesto que algunas esencias pueden modificar los colores.

Lo cierto es que este tipo de esencias aromáticas son muy versátiles, no solo sirven para hacer velas aromáticas sino que puedes utilizarlas para perfumar cualquiera de tus elaboraciones artesanales: jabones, tanto de glicerina como de aceites, cremas y cosméticos, mikados, ambientadores y saquitos aromáticos para armarios, elaborar tus propios perfumes y colonias… Infinidad de ideas para aprovechar al máximo las esencias aromáticas frutales.