Materiales

Colorantes y pigmentos para jabón de glicerina

Colorantes y pigmentos para jabón de glicerina

Productos por página

Productos por página

Colorantes para jabones

Con los colorantes para jabones de glicerina conseguirás que tus creaciones queden espectaculares y tengan un toque divertido y original. En Gran Velada encontrarás una amplia gama de colorantes para jabones. Los tenemos disponibles en líquido o en polvo y los hay naturales, minerales o sintéticos. Además contamos con unos colorantes especiales que no migran, no pierden color con el tiempo y están recomendados para hacer jabones de diferentes tonalidades, ya que los colores no se mezclan. A la hora de usar cualquiera de ellos, con una pequeña cantidad basta, aunque todo dependerá de la intensidad final que queramos conseguir. Desde aquí os recomendamos que los añadáis poco a poco hasta obtener el tono deseado.

Es importante tener claro que para colorear jabones no sirve cualquier colorante: tienen que ser cosméticos porque van a estar en contacto directo con la piel. Este tipo de colorantes se caracteriza además porque son inocuos y no manchan la piel al utilizarlos.

Si estás empezando a fabricar tus propios jabones, una buena opción son los colorantes líquidos, ya que son muy fáciles de incorporar a la fórmula. Basta con echar unas gotas de estos pigmentos para colorear nuestros jabones caseros. Eso sí, hay que tener en cuenta que el color puede degradarse con el tiempo.

Dentro de los colorantes en polvo, puedes elegir entre naturales, sintéticos, minerales y los que hemos explicado anteriormente que no migran. Los naturales son de muy calidad y provienen de plantas, algas... por lo que la gama de colores es más limitada. Con los minerales ocurre algo similar. En este caso provienen de minerales y contamos con gamas de tonos tierra, verdes, azules y morados. Mientras, los colorantes en polvo hidrosolubles están disponibles en una amplia paleta de colores, aunque hay que tener en cuenta que el jabón puede perder intensidad de color con el paso de los días.

Antes de incorporar los colorantes en polvo a la receta es recomendable echar la cantidad de pigmento que vayamos a usar en un mortero de cerámica y añadir un poco de alcohol 96º. Se machaca bien para romper la partícula de color y así se intensificará el tono final. Cuando tengamos una mezcla homogénea se añade a la base de jabón derretido y se remueve bien.

Las pinturas para jabón son especiales para pintar sobre superficies jabonosas. Se usan únicamente para decorar o resaltar detalles, no para pintar y colorear todo el jabón. Tienen alto poder para cubrir y secan rápido. Las pinturas hay que usarlas cuando el jabón ya está seco por completo. Son ideales para resaltar los detalles que llevan algunas pastillas de jabón, para hacer dibujos en pastillas lisas o para personalizarlas con nombres y fechas. ¡Consejo! Cuando hayas terminado de usarlas, pulveriza laca cosmética por toda la superficie a unos 30 cm de distancia y deja secar.


Como se usan los colorantes para jabones

¿Cómo se usan los colorantes? Se añaden al jabón derretido y la cantidad depende la intensidad que busques. Un mismo colorante puede generar diferentes tonalidades dependiendo de la cantidad que se agregue. Eso sí, es recomendable no saturarlos.

Además, es importante tener en cuenta que el color final de los jabones dependerá de la base de jabón de glicerina elegida. Las bases opacas dan como resultado tonos pastel, ya que el blanco aclara el color. Mientras, con las bases transparentes se consiguen colores más vivos e intensos.

En el manual gratuito de hacer jabones encontrarás más información, así que descárgatelo ahora y aprende todo lo que necesitas saber. Además, en el blog www.hacerjabones.es descubrirás un sinfín de tutoriales. ¡Llena de color tus jabones de glicerina!