Tensioactivos

Los tensioactivos, también conocidos como surfactantes, son sustancias que consiguen que dos líquidos insolubles se unan de forma uniforme y sumen sus propiedades. Poseen afinidad por el agua y la grasa y se encargan de integrarlos. Normalmente los tensioactivos cosmeticos se usan en formulaciones de champús, jabones y geles de ducha. Y es que también contribuyen a generar abundante espuma en el producto final. 

Últimos posts de nuestros blogs

Tensioactivos cosmeticos

Los tensioactivos, también conocidos como surfactantes, son sustancias que consiguen que dos líquidos insolubles se unan de forma uniforme y sumen sus propiedades. Poseen afinidad por el agua y la grasa y se encargan de integrarlos. Normalmente los tensioactivos cosmeticos se usan en formulaciones de champús, jabones y geles de ducha. Y es que también contribuyen a generar abundante espuma en el producto final. 

Los tensioactivos cosmeticos tienen propiedades humectantes, espumantes y detergentes. Es decir, ayudan a que el producto final tenga mayor capacidad de limpieza, genere más espuma y, además, cuide la piel, ya que gracias a su acción humectante evita que se deshidrate.

En Gran Velada tienes a tu disposición diferentes tipos de tensioactivos cosmeticos para que los incluyas en tus formulaciones artesanales. Te recomendamos optar por tensioactivos suaves y es importante que no sean irritantes para la piel. Teniendo esto en cuenta podrás comprar el que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Conoce todo lo que tienen que ofrecerte nuestros tensioactivos y hazte con el que más te guste! Los encontrarás tanto al por mayor como al por menor y vendemos a empresas y a particulares.

Una de las principales funciones de los tensioactivos es contribuir a que los productos de higiene que hagas en casa tengan mayor poder de limpieza, eliminando con más facilidad la grasa o la suciedad de la piel y el cabello. Penetran mejor en la dermis y en el cuero cabelludo, de ahí que la limpieza sea más profunda. Además, ayudan a dejar la piel más suave y menos tirante y, en el caso del pelo, queda más sedoso y brillante.

El hecho de que contribuyan a generar abundante espuma no es algo meramente estético, hay que tener en cuenta que la espuma ayuda a arrastrar las impurezas y la suciedad, por lo tanto favorece la limpieza. Además este tipo de productos contribuyen a que la aplicación del producto sea más fácil y agradable al tacto.


Tipos de tensioactivos

¡Ahora que ya sabemos qué es un tensioactivo, veamos cómo se usan en cosmética y qué tipos hay! Las proporciones de uso varían dependiendo del tensioactivo que hayas elegido y del tipo de producto que vayas a hacer. Por eso siempre recomendamos consultar la información específica que aparece en la ficha de cada uno de ellos.

Además de para elaborar jabones y champús, los tensioactivos se emplean en la formulación de limpiadores faciales, agua micelar, exfoliantes, productos de limpieza, detergentes, suavizantes… De hecho, son un ingrediente muy común en las recetas de cosmética y productos de higiene personal.

Existen diferentes tipos de tensioactivos. Los más habituales son los aniónicos, que destaca por su acción espumante. Además encontrarás tensioactivos no iónicos, que son más suaves y con grandes propiedades emulsionantes y humectantes.

A esta lista hay que sumar los catiónicos, que son tensioactivos que no generan mucha espuma, y es que están más orientados a hidratar y suavizar que a limpiar. Su uso es más frecuente en la fabricación de acondicionadores para el pelo. Entre los tipos de tensioactivos también figuran los anfotéricos, que son menos frecuentes y que poseen propiedades detergentes y espumantes.

A la hora de comprar tensioactivos cosmeticos también es importante tener en cuenta su origen. En Gran Velada encontrarás tensioactivos naturales y de origen vegetal. Normalmente este tipo de ingredientes están especialmente indicados para las pieles sensibles. Accede a cada producto y encontrarás información más detallada sobre su origen, características, propiedades y modo de uso.