Materiales

Moldes para hacer Velas decorativas

Moldes para hacer Velas decorativas

Productos por página

Productos por página

Moldes para velas decorativas

Los moldes para hacer velas decorativas son uno de los utensilios que no pueden faltar para hacer velas decorativas. Gracias a ellos conseguirás que tengan la forma deseada. ¿Sabes qué tipos hay y cómo usarlos? En este video te damos todas las claves.

Disponer de moldes de calidad es fundamental para que la elaboración resulte sencilla y el resultado sea el esperado. Es imprescindible que cumplan con un requisito básico: ser resistentes, especialmente al calor, ya que la temperatura de vertido de la cera suele ser elevada.

Dependiendo del material con el que están elaborados, los moldes pueden ser de silicona, plástico, metal o metacrilato. Según el tipo de vela que se vaya a hacer, hay que elegir un molde u otro. A continuación te explicamos cómo utilizarlos y para qué elaboración se aconseja su uso.

Los moldes de silicona se caracterizan por ser resistentes, flexibles y antiadherentes. Estas tres cualidades los hacen idóneos para fabricar velas. Soportan las altas temperaturas, la cera no se queda pegada y se desmoldan bien. En estos moldes no hay que usar desmoldante y se consiguen velas con acabado mate.

Otra de sus grandes ventajas es que están disponibles en una amplia variedad de formas. Hay moldes de flores, de animales, geométricos, para hacer detalles de boda, bautizo y comunión… ¡Las opciones son muy amplias! Por eso los moldes de silicona son perfectos para hacer velas decorativas con formas muy diversas.

Algunos de los moldes de silicona, sobre todo los de mayor tamaño o formas complejas, vienen con unas aberturas para facilitar el desmoldado. Para evitar que la cera se salga durante el llenado del molde incorporan unas gomas de plástico. Es fundamental mantenerlas tal y como vienen para que la elaboración salga correctamente. Después, durante el desmoldado, solo tienes que quitar las gomas y sacar la vela. ¡Eso sí, recuerda volver a colocarlas para futuros usos!


Comprar moldes para velas decorativas

Los moldes de plástico destacan por su rigidez, dureza y consistencia. Este tipo de moldes son ideales para conseguir velas muy lisas, sin poros ni burbujas. Eso sí, para facilitar el desmoldado es fundamental usar desmoldante. Así se evita que la cera se quede pegada. Además, la vela tiene que estar muy fría para poder desmoldarla. Los moldes de plástico están especialmente indicados para hacer velas rústicas, moteadas, velas de gran tamaño o cirios.

Los moldes metálicos son muy resistentes y duraderos. Resultan perfectos para hacer velas geométricas con las formas clásicas. Eso sí es imprescindible aplicar desmoldante para que la cera no se quede pegada. Hay que tener en cuenta que absorben el calor, por eso alcanzan temperaturas altas al verter la cera y tarda más en enfriarse. Al igual que ocurre con los de plástico, hasta que la vela no está fría por completo no se puede desmoldar.

Los moldes de metacrilato están especialmente indicados para hacer velas brillantes, velas moteadas y velas con inclusiones. Se trata de un material rígido y transparente. Eso sí, hay que tener especial cuidado con la temperatura de vertido de la cera, ya que si se echa muy caliente puedes llegar a rajarse.

En nuestro manual gratuito de hacer velas encontrarás más información sobre este tema. ¡Te será de gran ayuda para iniciarte en este mundo! Además, en www.hacervelas.es tienes a tu disposición tutoriales paso a paso que podrás poner en práctica fácilmente. ¡Anímate porque merece la pena!