Materiales

Bases para hacer jabon

Bases para hacer jabon

Productos por página

Productos por página

Bases para jabon de glicerina

Las bases para jabon de glicerina son facilísimas de usar y tendrás tus jabones listos en unos minutos! Se conocen como bases “melt & pour”, es decir para fundir y verter. Y es que con estos dos sencillos pasos se puede hacer un jabón de glicerina en casa.

Existen diferentes tipos de bases para hacer jabon de glicerina. La principal diferencia entre ellas son los ingredientes que se han utilizado para su fabricación. Por ejemplo, hay bases con manteca de karité, aceite de oliva o leche de cabra. También las encontrarás con ingredientes orgánicos y libres de sulfatos; e incluso existen bases especiales que mantienen las partículas en suspensión, ideales para hacer jabones exfoliantes.

Además de por sus ingredientes, se diferencian por el color, un aspecto muy importante a tener en cuenta. Hay bases para jabon de glicerina blancas y otras transparentes. Las primeras dan como resultado un jabón opaco, mientras que con las segundas queda translúcido. Dependiendo del resultado que quieras conseguir deberás optar por unas u otras.

Estas bases no son lo mismo que la glicerina vegetal líquida. Este es uno de sus ingredientes, pero solo con glicerina vegetal líquida no se pueden hacer jabones. Tampoco se pueden fundir los jabones de glicerina que venden ya hechos en supermercados y grandes superficies.

Estas bases son el único punto de partida que se puede utilizar para hacer jabones de glicerina y conseguir resultados perfectos. Utilizarlas es sencillísimo, ya que solo hay que cortarlas, derretirlas, personalizarlas y verterlas en el molde. ¡En muy pocos minutos los jabones de glicerina estarán listos para utilizar!


Como usar las bases de jabon de glicerina

A continuación te mostramos como usar las bases para jabon de glicerina. Lo primero es fundirlo. Derretir bien la base de jabon de glicerina es una de las partes más importantes de todo el proceso de elaboración. Tienes que cortar la base de jabón en trozos pequeños y ponerlos en una jarra apta para el microondas. Calienta a potencia media en intervalos de unos 30 segundos. Sácalo, remueve y el jabón que se haya fundido viértelo a otra jarra. Cuando tengas todo el jabón fundido, mételo de nuevo al microondas unos 4 o 5 segundos y mezcla bien.

Es fundamental que el jabón no llegue a hervir. Y es que cuando la base de jabon de glicerina alcanza temperaturas muy altas, pierde la humedad. Por eso, al secarse, el jabón capta la humedad del ambiente, formando en la superficie pequeñas burbujas que hacen que parezca que está sudando.

¡Truco! Si a tu jabón le ocurre esto tiene solución. Hay que lavarlo y secarlo muy bien, con sumo cuidado para que no quede nada de humedad. Envuélvelo en papel transparente y guárdalo en un lugar fresco y seco donde no haya variaciones bruscas de temperatura.

Ahora solo queda que te hagas con la base para jabon de glicerina que más te guste y te pongas manos a la obra. Si quieres más información y recetas paso a paso, descárgate ahora el manual gratuito de hacer jabones y tenlo siempre a mano para consultarlo cuando lo necesites. Además, en el blog www.hacerjabones.es descubrirás un sinfín de tutoriales.

Gran Velada somos distribuidores en España y Portugal de las dos principales marcas de bases para hacer jabón de glicerina: Forbury y Stephenson. Nuestro objetivo es poner a disposición de nuestro clientes productos de calidad para que puedas decantarte por el que mejor se adapta a tus necesidades.