Materiales

Alcalis para saponificacion

Saponificacion

En Gran Velada puedes comprar alcalis para elaborar tus jabones artesanales. Los más utilizados en la fabricación del jabón son el hidróxido sódico (sosa, NaOH) y el hidróxido potásico (potasa, KOH). Y es que los alcalis son imprescindibles para que se produzca la saponificacion, una reacción química que da como resultado el jabón.

La saponificacion es un proceso que se produce de forma natural al juntar un ácido graso y un álcali. Esta reacción da lugar a los jabones tal y como los conocemos, ya sean en pastilla o líquidos. Por eso para fabricar nuestros jabones no pueden faltar los ingredientes grasos, el agua y uno de los dos alcalis. La elección dependerá del tipo de jabón que se quiera conseguir.

El hidróxido sódico da como resultado jabones sólidos, mientras que el potásico genera jabones más suaves y por lo tanto también más líquidos. Por eso el primero se utiliza para lograr las pastillas de jabón de toda la vida y el segundo para jabones líquidos, ya sean de manos o gel de ducha.

En nuestra tienda online ponemos a tu disposición los alcalis que necesitarás para fabricar tus jabones. Se trata de productos de alta pureza que destacan por su calidad. Son corrosivos, por eso para manipularlos es importante usar las medidas de protección adecuadas, es decir ponerse guantes, mascarilla y gafas. Además hay que tener en cuenta que captan la humedad del ambiente y se pueden llegar a apelmazar. De ahí que haya que guardarlos en recipiente cerrado herméticamente y sin exponer demasiado tiempo al aire. Por seguridad hay que conservar los alcalis alejados del alcance de niños y de personas que desconozcan su uso.

Suele haber reticencias a la hora de utilizar estos alcalis, pero trabajando con precaución y con las medidas de protección adecuadas no tiene por qué haber problemas. Además hay que tener en cuenta que una vez que los jabones han curado, los alcalis han desaparecido.


Saponificacion del jabon

Para que la saponificacion del jabon sea correcta es importante realizar bien los cálculos previos. Y es que la cantidad de grasas, agua y alcalis no se puede medir al azar. Todo lo contrario, se debe calcular con exactitud para que el resultado sea satisfactorio. Además hay que tener en cuenta un apunte más, el índice de saponificación de cada grasa es diferente y varía también dependiendo de si se trabaja con hidróxido potásico o sódico.

Si estás comenzando, en nuestros blogs encontrarás recetas con las cantidades exactas para que puedas hacer diferentes tipos de jabones. De esta forma tratamos de facilitarte la labor. También encontrarás la explicación detallada para que puedas realizar los cálculos en casa.

La saponificacion del jabon se puede realizar mediante proceso en frío o en caliente. El primero es el más frecuente a la hora de fabricar jabones en casas. Se realiza sin calor y el tiempo de secado y curado es más lento. En concreto, el periodo de saponificacion suele ser de unos 40 días. Mientras, el proceso de saponificacion del jabon en caliente es más rápido. Eso sí, hay que calentar la traza del jabón a más de 200º durante varias horas para favorecer la saponificación. Este proceso es muy común en la fabricación industrial de jabones.