Materiales

Ceras y Parafinas para velas

Productos por página

Productos por página

Cera para velas

La cera para velas es el ingrediente principal a la hora de hacerlas en casa y escogerla bien es fundamental para que los resultados sean los esperados. Y es que no todas las ceras sirven para hacer cualquier tipo de vela. Cada elaboración requiere de unos requisitos específicos que cumplen determinadas ceras. Por eso es importante saber qué tipo de vela se va a elaborar y en función de eso elegir una cera u otra.

Si dividimos la cera para velas según su origen pueden ser naturales, vegetales o minerales. La cera natural más conocida es la cera virgen de abejas; a las vegetales pertenece la cera de soja, por ejemplo; y en el último grupo están las parafinas que son la cera mineral por excelencia.

Por lo tanto, la parafina es un tipo de cera más. Destaca por su relación calidad – precio, de ahí que también sea una de las más utilizadas. En el mercado hay diferentes tipos de parafinas y la principal diferencia entre ellas radica en su punto de fusión, es decir a qué temperatura se derriten. Además, hay que tener en cuenta que a más graduación, mayor es su dureza, estabilidad y opacidad.


Cera para hacer velas

La cera virgen de abejas es natural, de color amarillo y un sutil aroma a miel. Se puede encontrar tanto en bloques como en láminas y se utiliza para hacer velas naturales. Una opción más económica es la cera campeche. Sus características son muy similares a la cera virgen pero esta se obtiene de abejas sin aguijón nativas de América. Su punto de fusión es más alto, tiene la misma elasticidad que la cera virgen de abejas y se puede moldear.

La cera de soja es vegetal y dependiendo de su punto de fusión podrás usarla para unas elaboraciones u otras. La de bajo punto de fusión es ideal para hacer velas de masaje y velas en recipiente. La cera de soja moldeable es de alto punto de fusión y permite hacer velas de soja con moldes.

En Gran Velada también encontrarás cera para hacer velas de té, figuras de quemador, velas flotantes o fanales. ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo y encuentra la cera más adecuada para tu elaboración! Si quieres elaborar velas en molde nuestra recomendación es que optes por la cera GV-20. Se trata de una cera muy opaca que aporta contraste en las figuras, destacando su forma y relieve. Para hacer velas aromáticas la mejor opción es la cera GV-35, ya que admite más cantidad de esencia que cualquier otra cera, de ahí que el aroma de las velas sea más intenso y duradero.


Parafina para velas

En cuanto a las parafinas, la parafina 56 es traslúcida, elástica y muy brillante y se recomienda para hacer fanales, velas talladas y velas brillantes. Mientras, la parafina 58 se utiliza para hacer fanales, velas pick y velas flotantes. La parafina 58-60 premium es una de las mejores del mercado y resulta ideal para hacer fanales, velas rústicas, velas moteadas y velones. La parafina 65 es opaca, de gran dureza y consistencia y se usa principalmente para hacer velones y cirios.

Mientras, la parafina 74 destaca por su flexibilidad. Esta cualidad hace que sea perfecta a la hora de fabricar velas en moldes de silicona con formas complejas. ¿La razón? Favorece el desmoldado y evita que las velas se rompan al sacarlas del molde. En Gran Velada encontrarás otros tipos de parafina para velas, como parafina en gel, en polvo o especial para recubrimiento. Si quieres conocer más detalles acerca de cada una de ellas accede a la ficha de producto y podrás ver cómo usarla.

También puedes descargarte nuestro manual gratuito de hacer velas con información práctica y detallada. Además, en www.hacervelas.es tienes a tu disposición tutoriales paso a paso para que descubras todo lo necesario acerca de este mundo tan apasionante.