Esponjas para una buena limpieza facial

La esponja limpieza facial es un básico de belleza para lucir una piel libre de impurezas. Existen diferentes tipos: konjac, exfoliante, de bambú, de lufa… ¡Descubre sus beneficios y todo lo que pueden hacer por tu piel!

Una buena esponja de limpieza facial no puede faltar en nuestra rutina de belleza, y es que se trata de un utensilio básico que aporta múltiples beneficios. Básicamente ayudan a exfoliar la piel, eliminan la suciedad acumulada y limpian los poros en profundidad. Es decir, un gran aliado para lucir un cutis sin impurezas.

Dependiendo del tipo de piel que tengas es recomendable utilizar un tipo de esponja u otra. Además la frecuencia de uso también varía según las características de tu piel. Aquí te mostramos todo lo que necesitas saber y te decimos dónde conseguirlas.

Esponja facial

La esponja facial es fundamental para mantener la piel limpia, de hecho es recomendable incluirla en nuestra rutina de limpieza. ¡Sobran los motivos! Es económica, hay opciones naturales y biodegradables y son muchos los beneficios que tiene para la piel, así que ¡no te quedes sin la tuya!

Es importante recordar que tras una buena limpieza facial, el rostro absorbe mucho mejor los activos de las cremas, sérums y demás cosméticos, por eso es un paso tan importante de nuestra rutina de belleza. Para hacerlo correctamente hay que apostar por complementos de calidad que nos ayuden a limpiar la piel en profundidad y las esponjas son uno de ellos.

En la tienda online de Gran Velada encontrarás un completo catálogo de esponjas faciales. Hay diferentes tipos para que escojas la que mejor se adapte a las necesidades de tu piel. A continuación te mostramos algunas de las esponjas que puedes incluir en tu rutina. ¡Decantarte por una u otra es cosa tuya!

Esponja facial konjac

La esponja facial konjac es una de las más conocidas y codiciadas del mercado. Se trata de un es uno de los básicos de la cosmética coreana y todo lo relacionado con este mundo beauty ya sabemos que es sinónimo de éxito.

Apta para todo tipo de pieles la esponja konjac está fabricada con fibras naturales y es biodegradable. Además de limpiar la piel en profundidad, esta esponja facial ejerce un ligero masaje que activa la circulación, favoreciendo así la regeneración celular.

¿Sabes de dónde proviene esta esponja? El konjac es una planta milenaria que, en China, Corea y Japón, se usa desde hace siglos con fines medicinales y estéticos. El 95% de esta planta es agua y también es rica en minerales. Su raíz es lo que se emplea para hacer la esponja facial konjac.

Sus fibras naturales son capaces de atrapar la suciedad y la grasa y realizan una ligera exfoliación que contribuye a limpiar el cutis. La esponja facial konjac se puede usar a diario, sobre todo en pieles grasas y con tendencia al acné. En caso de que tengas la piel sensible o seca es aconsejable utilizarla cada dos o tres días.

Esponja limpiadora facial

Otra posibilidad es apostar por una esponja limpiadora facial con carbón. ¡La combinación perfecta! De sobra es conocido el poder absorbente del carbón activado, así que si se aúna con una buena esponja el resultado es perfecto para cuidar la piel a diario.

Una opción estupenda es esta de Gran Velada, una esponja de origen vegetal elaborada con fibras de carbón de bambú que proporciona una limpieza profunda de los poros de la piel. ¿El resultado? Adiós impurezas y puntos negros. Esta esponja limpiadora facial es porosa, destaca por su gran poder de absorción y además tiene propiedades antibacterianas, gracias al carbón de bambú con el que está elaborada.

Es perfecta para pieles grasas o con acné, ya que contribuye a absorber el exceso de grasa, las bacterias e impurezas que se acumulan en la piel. Esto evita que los poros se obstruyan y, por lo tanto que aparezcan los temidos granitos. Esta esponja limpiadora facial ayudará a devolver a tu piel su brillo natural, equilibrando el pH y dejándola suave y limpia.

Esponja exfoliante facial

Si buscas una esponja exfoliante facial, esta que te mostramos de Gran Velada es una elección acertada. Se trata de una esponja fabricada con fibra de madera que proporciona una exfoliación suave, por eso es ideal para usar a diario en todo tipo de pieles.

¿Su función? Ayuda a limpiar la piel en profundidad, eliminando restos de maquillaje y la suciedad acumulada a lo largo del día. Tiene aspecto poroso y está elaborada con fibra de madera natural. Absorbe bien el agua y no irrita, de ahí que se pueda utilizar todos los días, especialmente por la noche.

Además de por su poder de limpieza, esta esponja exfoliante facial contribuye a masajear la piel, favoreciendo así una buena circulación y la regeneración celular. ¡Hazte con ella y comprueba en primera persona sus beneficios!

Esponja de lufa

La esponja de lufa es vegetal, 100% natural y biodegradable. Se trata de una esponja exfoliante que se usa principalmente para el cuerpo pero que también se puede utilizar como limpiadora facial para quienes tienen la piel grasa. Eso sí, no se recomienda usarla en pieles sensibles o secas.

La esponja de lufa contribuye a exfoliar la piel y estimular la circulación. Con un suave masaje contribuye a arrastrar la suciedad y la grasa acumulada, limpiando así en profundidad los poros. Aunque a simple vista parezca áspera al mojarla se ablanda sin dañar la piel.

 La lufa es el fruto de una planta originaria de la India que, actualmente, se cultiva en otras muchas partes del mundo como en el Amazonas. Cuando la planta se seca se recolectan sus frutos y se pelan. En el interior se encuentra la esponja de lufa a la que se le extraen las pepitas para poder utilizarla en cosmética.

Como se usa la esponja limpieza facial

Usar cualquiera de estas esponjas es sencillo y rápido. Sigue estos pasos para una limpieza en profundidad del rostro:

  1. Moja la esponja con agua templada durante unos minutos hasta que esté bien empapada. Este paso es importante para ablandarla y recuerda: nunca uses la esponja en seco para evitar irritaciones.
  2. Aplica el limpiador que uses a diario y masajea la cara con movimientos circulares. ¡Verás cómo consigues atrapar toda la suciedad de la piel y te quedas con una agradable sensación de frescor y limpieza!
  3. Aclara el rostro con abundante agua y sécate suavemente con una toalla.
  4. Ahora hay que limpiar la esponja para que se mantenga perfecta: aclárala con agua y cuélgala para que se seque.

La esponja limpieza facial que uses hay que renovarla cada cierto tiempo. Es un dato importante a tener en cuenta cuando la compres.

Ahora que ya conoces todo sobre los diferentes tipos de esponja limpieza facial que hay solo queda que te hagas con tu favorita y la incluyas en tu rutina de belleza. Recuerda que las encontrarás en la tienda online de Gran Velada.

Si quieres aprender a hacer tus propios limpiadores faciales adaptados a las necesidades de tu piel, pásate por el blog Hacer Cremas y encontrarás diferentes recetas y tutoriales. En el blog de Gran Velada tienes a tu alcance otros muchos trucos y tips de belleza,

Para estar al tanto de todas las novedades y no perderte ninguna de nuestras publicaciones, síguenos en redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest y suscríbete a nuestro canal de YouTube.

¡Hasta la próxima!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER
1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right

Post relacionados

Destacados

0
Comentarios en esta publicación. ¿A qué esperas para poner el tuyo?. Leelos a continuación

BUSCADOR

Suscríbete al newsletter de Gran Velada

1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right

Descubre la tienda y blogs de Gran Velada

Haz tus propias cremas caseras con los tutoriales del blog hacercremas.es
En el blog hacerjabones.es te descubrimos ideas creativas para que hagas tus propios jabones
Aprende a hacer todo tipo de velas aromáticas, decorativas, coloridas o esotéricas en el blog de hacervelas.es
Blog hacerdetalles.es donde encontrarás miles de ideas para crear tus proios regalos y detalles originales

MENÚ

DESTACADO

SÍGUENOS

Menú