Portada manual esencias aromaticas
Esencias aromáticas: manual gratuito con recetas
Descárgatelo gratis rellenando el formulario.
1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right

Las esencias aromaticas te ayudarán a que los productos que hagas en casa huelan de maravilla. ¿Sabes cómo se usan y para qué puedes utilizarlas? A lo largo de este manual te explicamos todo esto y mucho más. Además aprenderás a sacarles todo el partido posible.

Este manual pretende ser una guía de uso de las esencias aromáticas. Descubrirás qué son, cómo se utilizan y cuáles son sus principales aplicaciones. Además te detallamos las familias olfativas más comunes con sus notas más relevantes para que puedas hacerte una idea de cómo huelen.

Para descargarlo solo tienes que rellenar el formulario con tu nombre y tu correo electrónico. Acepta las condiciones legales y pincha sobre “Descargar mi manual”. Seguidamente aparecerá otro botón de descarga. Debes clicar sobre “Descarga aquí tu manual” y comenzará la descarga. Si durante el proceso tienes algún problema, escribe a support@granvelada.com.

Una vez que tengas el manual gratuito en PDF podrás consultarlo todas las veces que lo necesites. Incluye información práctica y recetas paso a paso para que puedas sacarle todo el partido posible a las esencias aromáticas.

Si buscas esencias aromaticas de calidad, en la tienda online de Gran Velada encontrarás una completa selección. ¡Echa un vistazo y hazte con tus aromas favoritos! Hay tantas y huelen tan bien que lo más complicado es decidirse solo por una.

¡Agudiza los sentidos porque nos adentramos en este fascinante mundo!

¿Qué son las esencias aromaticas?

Las esencias aromáticas son fragancias sintéticas y concentradas que recrean un determinado olor. Chocolate, naranja, café, rosas, mango, sándalo, brisa marina, vainilla, incienso… ¡El catálogo es amplísimo y las hay para todos los gustos!

Se trata de un ingrediente imprescindible a la hora de hacer una amplia gama de elaboraciones artesanales, y es que gracias a ellas conseguimos que huelan de maravilla. ¡Básicamente se usan para perfumar!

Las esencias aromáticas son un producto muy polivalente al que se le puede sacar mucho partido. ¡Aquí te damos todas las claves para que las aproveches al máximo!

Las esencias aromaticas sirven para…

Las esencias aromaticas se utilizan fundamentalmente para perfumar. Por ejemplo con ellas se hacen perfumes, ambientadores, velas… e incluso se pueden utilizar para aromatizar productos de belleza y cosméticos.

Hay que tener en cuenta que una misma esencia se puede usar en diferentes recetas. A esto hay que sumar que son aromas muy concentrados, por eso cunden mucho y salen muy rentables.

¿Para qué se usan las esencias aromáticas? Con ellas podrás hacer:

  • Perfumes y colonias
  • Ambientadores
  • Saquitos aromáticos
  • Incienso
  • Velas
  • Jabones
  • Gel de ducha
  • Champú
  • Desodorante
  • Sales aromáticas
  • Bombas de baño
  • Cremas
  • Mascarillas
  • Exfoliantes
  • Aceite corporales
  • Productos capilares

Con una única esencia podrás hacer todo tipo de elaboraciones, de ahí que resulten tan prácticas y funcionales. Por ejemplo, si te apasiona el aroma a vainilla puedes crear tu propia gama de productos caseros, desde un perfume, al gel de ducha, una vela aromática o un ambientador para el coche. ¡Ideas no te van a faltar para que puedas sacarles todo el partido posible!

¿A qué huelen las esencias aromáticas?

Para saber cómo huele una esencia aromática hay que recurrir a la pirámide olfativa. Se trata de una representación gráfica de las notas distintivas de una fragancia. De esta forma, se presenta la estructura clásica de los 3 estadios de la esencia divididos por líneas horizontales. ¡Se trata de un esquema gráfico!

Las esencias aromáticas están formadas por notas de corazón, que son las que nos invaden nada más olerla y ayudan a crear las primeras sensaciones. A continuación se abren paso las notas corazón y, por último, aparecen las notas de fondo, que son las más duraderas.

A través de la pirámide olfativa podrás hacerte una idea de cómo olerá una determinada esencia aromática. Por eso es un dato importante a tener en cuenta a la hora de decantarse por una fragancia u otra. Sus notas te ayudarán a evocar su aroma.

Esencias aromaticas y familias olfativas

Una vez que sabemos qué son y para qué se pueden usar, intentemos descubrir cómo huelen… En este caso nos vamos a centrar en las diferentes familias olfativas, ya que las esencias que las forman tienen notas similares y aromas en común.

Se trata de una categorización orientativa, ya que hay esencias aromaticas que se pueden catalogar en varias familias olfativas. Por ejemplo, la esencia de naranja es cítrica y afrutada; o la vainilla es dulce y especiada. Esto ocurre con muchas otras pero esperamos que esta división te sea de ayuda a la hora de decantarte por una u otra. ¡Deja volar tu imaginación y seguro que consigues evocar estas fragancias!

Cítricas

Las esencias aromaticas cítricas son fragancias frescas y ligeras con un toque ácido y chispeante. Son aromas que huelen a limpio y que traen recuerdos del verano y de la infancia. Desprenden dinamismo, optimismo y vitalidad. Estos son algunos ejemplos de esencias aromaticas cítricas:

Florales

Las esencias aromaticas florales son fragancias delicadas, intensas y penetrantes que se asocian con elegancia y sofisticación. Es una familia olfativa muy amplia y variada, que engloba desde aromas frescos y limpios a otros más intensos, cálidos y embriagadores. Son esencias envolventes que te transportarán a la primavera, a bonitos jardines llenos de flores. Aquí van algunos ejemplos:

Frutales

Las esencias aromaticas frutales destacan por su dulzura y en ellas también descubrirás notas frescas y alegres. Inspiradas en los aromas de las frutas, encontrarás desde las más clásicas a otras más exóticas y tropicales. Es una de las familias olfativas más amplias y engloba esencias tentadoras y exquisitas con aromas que evocan juventud, felicidad y frescura. Estas son algunas de ellas:

Herbales

Las esencias aromaticas herbales son fragancias frescas y livianas que evocan lo natural. Aromas que se asocian con el color verde, inspiradas en hierbas y plantas aromáticas y que nos recuerdan al bosque, al campo y al olor de la hierba recién cortada. Son esencias que transmiten energía y optimismo, como por ejemplo:

Dulces

Las esencias aromaticas dulces son cálidas, envolventes y penetrantes, y están inspiradas en la repostería y el mundo gourmet. Son aromas muy evocadores que despiertan multitud de sensaciones, recuerdos y emociones. Esencias que te devuelven a la infancia, al olor de la casa de la abuela cuando hacía un postre; o esencias que te trasladan a las reuniones familiares de Navidad. Esta es una pequeña pincelada de todas las que hay:

Acuáticas

Las esencias aromaticas acuáticas son frescas, sutiles y con aroma a limpieza. Ayudan a generar una sensación de armonía, calma y tranquilidad y nos transportan al verano, a las jornadas junto al mar. Sus aromas evocan el agua de lluvia, gotas de rocío, tormentas, riachuelos, fuentes, cascadas… Tienen ese matiz oceánico tan característico y acordes de ozono que aportan frescura y ligereza. Estas son algunas de ellas:

Amaderadas

Las esencias aromaticas amaderadas son intensas y terrosas y logran transportarnos a los bosques otoñales. Están inspiradas en aromas a maderas, hojas e incluso raíces, en definitiva en la naturaleza. Son elegantes y seductoras y perduran en el tiempo. Aunque tradicionalmente se han identificado como fragancias masculinas, estos aromas gustan a todo el mundo. Aquí van algunos ejemplos:

Especiadas

Las esencias aromaticas especiadas son intensas, con notas cálidas y picantes y matices empolvados que aportan calidez y sensualidad. Se trata de aromas atrevidos, originales y muy sorprendentes. Fragancias con fuerza y mucho carácter que dejan huella y que no pasan desapercibidas. Estos son algunos ejemplos:

Exóticas

Las esencias aromaticas exóticas son envolventes y muy evocadoras e invitan a soñar y dejar volar la imaginación. En ellas predominan las notas tropicales y orientales, una combinación exclusiva de aromas que te llevarán a paisajes paradisiacos y culturas lejanas. Estas fragancias te invitan a recorrer playas desiertas y jardines asiáticos y a perderte por las cálidas noches orientales. Estas son algunas de ellas:

Tipos de esencias aromáticas

Liposolubles

La mayoría de las esencias aromaticas son liposolubles, es decir se integran tienen una base oleosa que hace que se integren perfectamente en ceras, jabones, aceites, cremas base…

Son las más comunes y con ellas se pueden hacer una amplia gama de productos. Están recomendadas para fabricar velas, ambientadores, jabones y productos de cosmética.

¿En qué elaboraciones no se recomienda usar estas esencias? En aquellas que solo contienen agua o ingredientes hidrosolubles, ya que en este caso no se van a diluir y van a quedar manchas sin dispersar.

Hidrosolubles

Las esencias aromáticas hidrosolubles solo se diluyen en agua. Esta es la característica principal que las diferencia del resto. Estas esencias se pueden incluir en todas las recetas que contengan agua.

Son ideales para utilizar con los humidificadores, ya que se integran perfectamente en el tanque del agua. También se pueden usar para hacer aguas perfumadas, colonias, ambientadores de perlas perfumadas…

Además puedes emplearlas para perfumar cremas, jabones, mascarillas… ya que todos estos cosméticos tienen fase acuosa, es decir contienen agua y se van a dispersar perfectamente. Eso sí es importante tener en cuenta que las esencias aromaticas hidrosolubles no se pueden utilizar ni para aromatizar velas ni cualquier otro producto que contenga exclusivamente aceites o mantecas.

Esencias de perfume

Las esencias de perfume, también conocidas como contratipos, son ideales para fabricar perfumes en casa fácilmente. Se trata de fragancias concentradas elaboradas por prestigiosos perfumistas. Eso sí, son económicas y cunden mucho, de ahí que sean el punto de partida ideal para crear perfumes personalizados.

En este caso no recrean un aroma en concreto, sino que están compuestas a partir de numerosas notas olfativas que dan como resultado una esencia estupenda para fabricar un perfume.

Además ten en cuenta que estas esencias de perfume te servirán también para hacer velas y ambientadores o para perfumar tus elaboraciones artesanales, como cremas o jabones.

Esencias balm

Para dar un aroma irresistible a los bálsamos labiales no sirve cualquier esencia aromática. Deben ser especiales porque van a estar en contacto con los labios y, por ende, con la saliva. Por eso solo se pueden utilizar esencias balm.

Las esencias balm están especialmente diseñadas para estar en contacto con los labios. En cuanto al aroma, ¡añade el que más te guste! En la tienda online de Gran Velada encontrarás un amplio catálogo. Decantarte por una u otra depende ya de tus gustos personales.

Con unas gotitas de esencias balm conseguirás que tus labiales tengan un aroma increíble. Eso sí, no te excedas con la cantidad porque son concentradas.

Esencias naturales

Dentro de las esencias aromáticas hay una gama limitada que son 100% naturales. Destacan por su calidad y alta concentración, de hecho con solo unas gotas conseguirás que tus formulaciones diy tengan un agradable aroma y lo mejor de todo: completamente natural.

Encontrarás esencias naturales con acordes florales, herbales, cítricos… ¡Todas tienen un aroma muy agradable y huelen de maravilla! Son una opción estupenda si te apasiona lo natural.

Tienen un amplia lista de aplicaciones que engloba el ámbito de la cosmética, la perfumería, la artesanía e incluso la fabricación de productos de limpieza para el hogar. Un solo producto te servirá para diferentes elaboraciones. Así que si te encanta un aroma ten en cuenta que podrás usarlo para múltiples fines.

Otra posibilidad es usarlas para hacer ambientadores. De esta forma conseguirás que tu hogar huela estupendamente sin renunciar a lo natural. En Gran Velada encontrarás esencias naturales para tus elaboraciones.

Esencias esotéricas

Las esencias esotéricas son fragancias indicadas para hacer rituales y conjuros. Se utilizan desde hace siglos para favorecer el bienestar, la tranquilidad y el equilibrio personal.

Cada aroma se asocia con diferentes elementos y estados de ánimo y en los rituales se emplean para conseguir determinados fines. Por ejemplo, la ruda se recomienda usarla para proteger la casa y mantenerla limpia de malas vibraciones; mientras el aroma de canela siempre ha estado vinculado al amor y lo afrodisiaco.

Son muy versátiles y podrás utilizarlas para aromatizar las velas que hagas en casa, para preparar ambientadores, perfumes y una amplia gama de productos para la limpieza del hogar. También se pueden emplear en quemadores de esencias o para elaborar inciensos. ¡Se convertirán en el complemento perfecto para tus rituales, hechizos y conjuros!

Esencias aromaticas premium

En la tienda online de Gran Velada también encontrarás esencias aromaticas premium, una colección especial de aromas exclusivos y fragancias mucho más concentradas. ¡Te encantarán! Se trata de esencias sugerentes, evocadoras, delicadas y sorprendentes. Con ellas conseguirás que tus elaboraciones DIY huelan de maravilla.

Las esencias GV premium ofrecen un rendimiento óptimo a la hora de hacer una amplia gama de elaboraciones artesanales. Además destacan por su alta estabilidad. Desde el punto de vista técnico reúnen todas las condiciones y requisitos exigidos y además destacan por sus aromas inigualables. ¡Solo las encontrarás aquí, así que no lo dudes y hazte con ellas!

Diferencias con los aceites esenciales

Los aceites esenciales son naturales y se obtienen de las plantas o de determinados frutos. Se usan por su aroma y por sus propiedades. Y es que cada aceite esencial aporta unos beneficios. Además tienen propiedades relacionadas con la aromaterapia. Mientras, las esencias aromáticas, como acabamos de ver, son mezclas concentradas que logran recrear un determinado aroma.

Ahora que ya sabemos qué es cada producto veamos las principales diferencias entre ellos. Lo primero que les diferencia es el origen. Los aceites esenciales son naturales, mientras que las esencias aromáticas son mezclas de origen natural y sintético. 

¿Otra diferencia? Las propiedades. Los aceites esenciales contienen principios activos y por lo tanto aportan propiedades. Sin embargo, las esencias aromáticas no tienen ningún beneficio. 

También hay que tener en cuenta la variedad. Encontrarás decenas y decenas de esencias aromáticas. Sin embargo, la gama de aceites esenciales es mucho más limitada.  En cuanto al precio, los aceites esenciales tienen un coste más elevado por lo difícil que es conseguirlos. Sin embargo, las esencias aromáticas son mucho más asequibles.

¡En la práctica!

Por ejemplo, si quieres preparar un ambientador de frutos del bosque o de sandía nunca sería posible hacerlo con aceites esenciales. En este caso hay que utilizar esencias aromáticas.

¿Y si quieres fabricar un jabón de lavanda? Si solo buscas que huela a lavanda, entonces la mejor opción es usar la esencia aromática. Ahora bien si lo que pretendes es disfrutar de las propiedades de la lavanda entonces debes apostar por el aceite esencial.  Lo mismo ocurriría en el caso de una vela.

¿Cómo se usan las esencias aromaticas?

A la hora de usar las esencias aromaticas hay que tener en cuenta dos aspectos importantes:

  1. Si son liposolubles (la gran mayoría) o hidrosolubles.
  2. La dosis de uso recomendada dependiendo de la elaboración que vayas a hacer.

La diferencia de las esencias aromaticas liposolubles y las hidrosolubles la hemos comentado anteriormente, así que elegir una u otra dependerá en gran medida de la elaboración que vayas a hacer. Por ejemplo, si vas a hacer velas no te sirven las hidrosolubles, mientras que para aromatizar cremas o para hacer perfumes puedes usar cualquiera de las dos.

El siguiente aspecto fundamental es la dosis de uso. Hay que tener en cuenta que para ambientadores y perfumería se recomienda usar hasta un 30% mientras que para aromatizar productos cosméticos la dosis suele variar entre el 0,1% y el 1%. En elaboraciones corporales se puede añadir hasta el 1%; en capilares se recomienda no superar el 0,5% y en productos faciales no más del 0,2%. Para hacer jabones se puede agregar entre un 0,5 y un 1%.

En el caso de las velas la proporción varía dependiendo del tipo de vela que se vaya a hacer. En velas decorativas con formas lo habitual es añadir en torno a un 3% y en el caso de las velas aromáticas se puede agregar hasta un 10% siempre que se use el aditivo fijador de perfume.

Estas son las dosis de uso habituales en la mayoría de las esencias aromaticas pero siempre es recomendable consultar el certificado IFRA. En él aparecen detallados los diferentes usos que se le puede dar a la esencia y el porcentaje máximo aconsejado. Cada esencia tiene su propio certificado y te lo puede facilitar tu proveedor. De esta forma te aseguras de estar utilizando la cantidad correcta en cada caso.

Elaboraciones con esencias aromaticas

A continuación te mostramos como se usan las esencias aromaticas dependiendo del tipo de elaboración que quieras hacer. ¡No pierdas detalle!

Esencias aromáticas para velas

Las velas perfumadas son toda una delicia para los sentidos. Es más, varios estudios han probado el poder que tienen para mejorar los estados de ánimo.

¿A quién no le gusta la idea de prender unas velas aromáticas y relajarse en ese ambiente cálido y tranquilo? Su luz tenue y su aroma ayudan a crear un remanso de paz, perfecto para decir adiós a las tensiones acumuladas en el día a día.

Apuesta por aromas cálidos que contrarresten el frío invierno; la frescura de las flores en primavera; las notas cítricas y chispeantes para refrescar los días más calurosos; y los aromas frutales y amaderados que inundan el otoño… ¡Tu hogar tendrá un aroma exquisito en cualquier momento del año! Y además con las velas lograrás crear ambientes únicos.

¿Qué cantidad se añade?

Para velas decorativas, el porcentaje de uso recomendado oscila entre el 1 y el 3%. Es importante no excederse con la cantidad de esencia que se agrega, ya que la mayoría de las ceras no tienen la capacidad suficiente para absorberla. Si se añade más porcentaje del aconsejado las velas exudarán el exceso de esencia por la base, dando la impresión de que sudan.

En la elaboración de velas aromáticas se puede agregar hasta un 10% de esencia aromática siempre y cuando se use el aditivo GV-503. Este aditivo ayuda a fijar el perfume y hace que la cera tolere un porcentaje más elevado de aroma.

¿Cuándo se agregan?

La esencia aromática nunca hay que añadirla cuando la cera está en el fuego, ya que se evaporará. Lo aconsejable es retirar la cera del calor y seguidamente agregar la esencia aromática. Eso sí, es importante que la cera esté bien caliente para que la esencia se integre perfectamente.

Si al añadir la fragancia observas que no se disuelve bien y quedan grumos es porque la cera se ha enfriado demasiado. Al estar la cera espesa y la esencia líquida no se integran. En este caso, vuelve a calentar la cera y agrega la esencia.

Esencias aromáticas para ambientadores

Las esencias aromáticas te ayudarán a que los ambientadores que hagas en casa huelan de maravilla y como tú prefieras. ¡Podrás elaborarlos fácilmente y a la carta! Serán totalmente personalizados, de esta forma dejarán tu huella en cada rincón de tu hogar.

¡Hay muchísimas opciones! Por eso a continuación compartimos contigo diferentes recetas para que pongas en práctica la que más te guste. Verás que todas tienen algo en común: las esencias aromáticas son las grandes protagonistas. Y es que ellas son las encargadas de aportar la fragancia del ambientador.

Te enseñamos a hacer desde los clásicos sprays que pulverizamos para refrescar el ambiente a otros modelos más estilosos, que aúnan diseño y funcionalidad. Es el caso, por ejemplo, de los mikados o la cerámica perfumada.

¿Qué cantidad se añade?

El porcentaje de uso recomendado para hacer ambientadores es de hasta el 30%. Eso sí, se trata de una norma general que tiene sus excepciones. Y es que dependiendo de la elaboración esta dosis de uso puede oscilar.

Es el caso, por ejemplo, de la cera perfumada. Para este tipo de elaboración la dosis aconsejada es del 10%. Mientras para hacer ambientadores de coche el porcentaje se puede elevar hasta el 50%. Por eso siempre aconsejamos seguir la receta y asegurarse bien de la proporción. Recuerda que también puedes consultar el certificado IFRA para asegurar la dosis de uso de una esencia.

¿Cuándo se agrega?

En el caso de los ambientadores la esencia aromática es un ingrediente fundamental. La mayoría de las veces se macera junto con el alcohol 96º durante unos 7 o 10 días. Eso sí, insistimos en que todo depende de la elaboración que se vaya a hacer.

Según el ambientador que se vaya a hacer, la elaboración varía bastante. De ahí que no haya una norma establecida que pueda servir para todos. En este tipo de productos es mejor guiarse por las recetas y seguir las indicaciones que ahí se den, ya que es muy difícil generalizar una forma de uso.

Comenzamos por un perfume, una elaboración muy sencilla y económica y que te permitirá elaborarlos con las esencias aromaticas que más te gusten. Puedes usar solo una o hacer tu propia combinación para que sea un perfume exclusivo.

Esencias aromaticas para perfumes

Las esencias aromáticas son el alma de los perfumes. Gracias a ellas conseguirás que tengan el olor que buscas. De ahí que sean ¡el ingrediente estrella! No te pueden faltar.

¿Te gustan los aromas frescos que desprenden dinamismo y vitalidad? Entonces las esencias cítricas y las acuáticas te encantarán. Si eres más de aromas suaves y empolvados, puedes decantarte por esencias dulces y afrutadas; y si prefieres aromas intensos y evocadores, las esencias florales y las especiadas te encajarán

Para hacer tus perfumes puedes decantarte por esencias de perfume o hacer tus propias mezclas de esencias aromáticas. ¡Tú elijes! Es una de las grandes ventajas de apostar por el DIY: puedes personalizar tus productos y adaptarlos completamente a tus gustos.

¿Qué cantidad se añade?

Un perfume es básicamente una esencia aromática macerada en alcohol. ¿Cuál es la fórmula? 70% de alcohol 96º + 30% de esencia aromática. Eso sí, este porcentaje también puede ser menor.  Se puede rebajar dependiendo del tipo de elaboración que se vaya a hacer: colonia, agua de colonia, colonia sin alcohol… En el caso de los perfumes en crema el porcentaje de esencia aromática también es menor; suele rondar el 10%, aunque no hay un porcentaje fijo y suele añadirse más o menos cantidad dependiendo de la intensidad que se busque.

Esencias aromaticas para cosmética

Añadir esencia aromática a las cremas es una cuestión muy personal que depende de los gustos de cada uno. Es un ingrediente completamente opcional, que está destinado a producir sensaciones olfativas. ¡Pero admitámoslo a la mayoría nos encanta un olor suave, delicado y agradable para nuestras cremas!

Lo mismo ocurre con el resto de elaboraciones cosméticas que se hacen en casa: tónicos, sérums, mascarillas, exfoliantes… Puedes agregar esencia o no hacerlo. ¡Tú decides!

Hay que tener en cuenta que si optas por no añadir fragancia, la crema o el cosmético en cuestión olerá a los ingredientes que hayas usado. Por eso las esencias aromáticas siempre son una buena opción, ya que «camuflarán» estos olores que a veces no son muy agradables.

¿Qué dosis se agrega?

Por norma general, la recomendación es añadir de 2 a 5 gotas de esencia aromática por cada 100 g de crema, aunque todo depende la intensidad que busques. Además hay que tener en cuenta que el uso de esencias puede variar la consistencia final. Tampoco es lo mismo hacer un producto facial que uno corporal, ya que en estos últimos se puede añadir un poco más de esencia.

En el caso de las elaboraciones cosméticas siempre recomendamos consultar el certificado IFRA. En él aparece el porcentaje de uso máximo recomendado según la elaboración que se vaya a hacer. De esta forma te aseguras que la cantidad es adecuada para el producto.

¿Cuándo se añaden?

Al final de la elaboración, una vez que se han integrado bien todos los ingredientes y cuando la crema está entre 30 y 40ºC. Si se agregan con la formulación muy caliente el calor puede afectarles y perder parte del aroma.

En el resto de cosméticos la esencia aromática también se agrega al final de la elaboración. Una vez que el resto de los ingredientes están unificados, se añade la esencia hasta conseguir la intensidad de aroma deseado.

Esencias aromaticas para jabones

Las esencias aromáticas son un ingrediente fundamental para que los jabones huelan de maravilla. Se pueden usar para hacer jabones de aceite, jabones de glicerina y por supuesto jabones líquidos. Champú, gel de ducha, jabón de manos… cualquier producto que hagas en casa tendrá un aroma increíble si usas esencias aromáticas.

A continuación te detallamos la dosis de uso recomendada para cada elaboración y te damos pequeños trucos y consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer jabones.

Verás que con unas gotas de esencia aromática conseguirás que las elaboraciones que hagas en casa tengan un olor espectacular. Además una misma esencia te servirá para múltiples recetas porque cunden mucho y son muy concentradas.

Esencias aromatocas y jabones de glicerina

Para aromatizar jabones de glicerina basta con añadir unas gotas a la base de jabón fundida. Es aconsejable agregar entre un 1 o un 2%, es decir, unas diez gotas por cada 100 g de jabón base.

A la hora de hacer jabones de glicerina perfumados hay que tener en cuenta un aspecto muy importante: hay esencias aromáticas que oscurecen el jabón. Esto puede ocurrir por dos motivos: bien porque la propia fragancia tiene un color amarillento o bien porque contienen sustancias (vainillina, cumarina y almizcles nitrados) que provocan esta reacción. Para evitar que esto ocurra te aconsejamos usar las bases de jabón de glicerina que no oxidan, como las que encontrarás en Gran Velada.

Esencias aromaticas y jabones de aceite

Las esencias aromáticas se añaden a la traza del jabón y la cantidad recomendada ronda el 1%, pero todo depende de los gustos personales y de la intensidad de aroma que se busque.

Es importante tener en cuenta que algunas esencias aromáticas aceleran la traza y, por tanto, se endurece muy rápido. También hay fragancias que producen el efecto contrario: licuan la traza. Si te ocurre esto último, debes batir la mezcla durante más tiempo para endurecerla. Por eso aconsejamos realizar pruebas antes de usarla en la elaboración. ¿Cómo? Separa 50 g de la traza, añade 10 gotas de esencia que vayas a utilizar y observa qué sucede.

Comprar esencias aromaticas

Esperamos que te este manual gratuito sobre las esencias aromaticas te resulte de ayuda a la hora de decantarte por una u otra. Recuerda que encontrarás un amplio catálogo de esencias aromáticas en la tienda online de Gran Velada.

En los blogs de Gran Velada podrás ver muchas más recetas y tutoriales. Si te apasiona la cosmética, en el blog Hacer Cremas descubrirás decenas de elaboraciones; los amantes de los jabones artesanales no se pueden perder el blog Hacer Jabones. En el blog Hacer Velas descubrirás cómo hacer diferentes tipos de velas y en el blog Hacer Detalles ideas para regalar.

Si tienes cualquier duda o consulta puedes hacérnosla llegar a través del apartado de comentarios, enviando un correo electrónico a support@granvelada.com o llamando al 976867474.

Para estar al día de todas las novedades y publicaciones suscríbete a nuestro canal de YouTube y síguenos en redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest.

¡Hasta pronto!

OTROS

MANUALES

2 Comentarios
Comentarios en esta publicación. ¿A qué esperas para poner el tuyo?. Leelos a continuación
Menú