Materiales

¡Lo más vendido!

Colorantes que no migran jabón de glicerina

Productos por página

Productos por página

Colorantes para jabones en polvo

Colorantes para jabones en polvo que no migran, es decir, que con el paso del tiempo no se mezclan los colores entre sí. Con ellos conseguirás que tus jabones se mantengan de un color estable durante mucho tiempo. Son de grado cosmético, por lo que podrás utilizarlos para hacer jabones de glicerina.

Estos colorantes en polvo ofrecen dos ventajas: no se degradan fácilmente y no se diluyen con otros colores. Por eso son ideales para hacer jabón de glicerina marmoleado o jabón de glicerina en capas de colores. Si no usas este tipo de colorantes, con el paso del tiempo los colores acabarán por mezclarse. Con estos te aseguras que esto no ocurra.

Verás que hay una gran paleta de colores: amarillo, naranja, rojo, magenta, verdes, azules o morados. Además, puedes mezclarlos entre sí para obtener nuevas tonalidades acordes con tus gustos. De esta forma podrás hacer jabones completamente personalizados.

Estos pigmentos actúan por dispersión y opacan los jabones por eso no hay que usarlos si estás pensando en elaborar jabones glicerina transparentes. Funcionan a la perfección con la base de glicerina blanca.

Para utilizarlos es recomendable disolver una pequeña parte del colorante en agua o alcohol 96º. Se machacan ambos ingredientes en un mortero hasta lograr una especie de pasta. Con este consejo conseguirás romper la partícula de color y el pigmento teñirá más. El resultado: un color más intenso y sin motitas de colorante sin dispersar en el jabón.

Cuando el colorante y el alcohol estén bien integrados se agrega a la base de jabón de glicerina derretida y se mezcla. Estos colorantes son concentrados, por lo que con muy poca cantidad se consigue teñir mucho jabón. Cunden mucho y resultan muy rentables.

En nuestros blogs podrás ver cómo trabajar con ellos y encontrarás ideas y propuestas para hacer jabones de glicerina de formas muy variadas.