Materiales

Glitters, Micas y Nacarantes para hacer jabón.

Productos por página

Productos por página

Decorar jabones caseros

Decorar jabones caseros para darles un coqueto y elegante acabado te resultará muy sencillo y económico con nuestros glitters, micas y nacarantes. Con los tres conseguirás un extra de brillo y destellos de diferentes colores. Todos los productos de esta sección tienen grado cosmético, es decir, se pueden usar en la piel, tanto de la cara como del cuerpo, sin ningún tipo de problema. De ahí que estén especialmente indicados para adornar nuestros jabones artesanales.

En nuestra tienda online hay una gran variedad y podrás elegir entre diferentes purpurinas o glitters, micas y nacarantes. Por ejemplo, hay mica plateada, dorada o cobriza; purpurinas con brillo violeta, verde o multicolor y nacarante para conseguir reflejos rosas, azules, verdes o dorados. Se venden en polvo, en envases de distintas cantidades. Hay que tener en cuenta que se utiliza muy poca cantidad, por eso cunden mucho y resultan muy rentables. Además, como son de grado cosmético, puedes utilizarlos para otras muchas cosas, como maquillaje de fantasía, brillo de ojos, de uñas...

Estos tres productos no son colorantes, ya que no aportan color al jabón, sino que contribuyen a que el acabado final tenga más brillo o diferentes reflejos. Se pueden usar de dos formas. O bien se añaden a la traza de jabón de aceite cuando la echamos en el molde o bien se pueden espolvorear sobre la pastilla final con un pincel. Si optas por la primera opción es recomendable usar un pequeño colador para que no caigan grumos al jabón. Se trata de “tamizar” la mica, el nacarante o la purpurina sobre el jabón una vez que está en el molde. De esta forma conseguiremos pequeñas incrustaciones de brillo. En el siguiente enlace tenéis un ejemplo: http://www.granvelada.com/blog/hacer-jabon-de-manteca-de-mango/ Si preferís darle un acabado más especial a la pastilla final basta con coger un pincel y extender la mica, el nacarante o la purpurina por la superficie. En este caso hay que ir repartiéndolos poco a poco para que los brillos queden de forma uniforme.