Materiales

Fragancias Animales.

Comprende esencias aromáticas de origen animal como el castor o la civeta, el almizcle o el ámbar. Pero son recreaciones sintéticas. Nó naturales. En su mayoría recrean secreciones glandulares cuyo olor por sí sólo es poco agradable, pero en mezclas resultan fragancias alto exóticas y hasta afrodisíacas.

Son olores muy penetrantes que se utilizan en combinación con otras esencias que reducen su intensidad.

Su perdurabilidad en el producto final es elevada.