Materiales

¡Lo más vendido!

Conservantes para balsamos labiales

Conservantes cosméticos naturales

Los bálsamos labiales se formulan a partir de mantecas, ceras y aceites, por eso es necesario añadirles conservantes cosméticos naturales para que no se enrancien y duren más tiempo en buenas condiciones. En las recetas caseras para hacer cacao figuran la manteca de cacao o la de karité y ceras naturales, como carnauba, candelilla o de abejas, que se mezclan en distintas proporciones con aceites vegetales para reducir la dureza.

Se trata de formulaciones que no contienen agua y por lo tanto en las que no proliferan microorganismos, como hongos, bacterias o levaduras. Por eso, para conservar los bálsamos labiales en buen estado basta con utilizar antioxidantes. No es necesario usar conservantes antimicrobianos.

Uno de los antioxidantes más potentes que hay es la vitamina E. Además, es natural y soluble en medios grasos. De ahí que resulte ideal para hacer este tipo de elaboraciones con un porcentaje tan alto de aceites y mantecas. La cantidad necesaria es muy pequeña, en torno al 1% de la elaboración total. Por ejemplo, para 30 gr. de aceites con una o dos gotas de vitamina E es más que suficiente.

Los conservantes hay que añadirlos al final de la elaboración, cuando la temperatura ha descendido. La cantidad varía según el conservante elegido, pero no debe superar el 1%. En este caso, se añaden unas gotas a la mezcla del bálsamo labial fundida a unos 45ºC, se remueve bien y se vierte en el envase. Cuando se hayan solidificado estarán listos para usar.

Los conservantes antioxidantes contribuyen a evitar que los aceites se enrancien, aparezca un olor desagradable y cambien de color. La vitamina E y el aceite de arroz son dos grandes antioxidantes. En los cosméticos en los que predominan los aceites y las mantecas, como es este caso, es recomendable usarlos para que no haya cambios de aspecto, textura, olor y color.