Materiales

¡Lo más vendido!

Colorantes para jabón líquido

Colorantes para jabón líquido

Productos por página

Productos por página

Colorantes para jabón

En esta sección encontrarás diferentes tipos de colorantes para jabón, con los que podrás dar un acabado de lo más divertido a tus geles, jabones líquidos o champús caseros. Todos los productos son de buena calidad y trabajar con ellos te resultará sencillo y muy asequible. Aquí encontrarás una amplia gama de colores para personalizar tus preparados caseros. Contamos con colorantes en polvo, líquidos concentrados, naturales y purpurinas, brillos y nacarantes. En definitiva, una gran variedad de productos para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.

Los colorantes en polvo están disponibles en una paleta muy vistosa de colores. Son estables e hidrosolubles. Para añadirlos a tus preparados caseros hay que disolver una pequeña cantidad del tinte en un poco de agua desmineralizada. Se machaca bien la mezcla en un mortero y se incorpora al final de la elaboración. No es aconsejable añadir directamente el colorante en polvo sobre el gel o champú, ya que pueden quedar grumos o posos y la intensidad de color será menor.

Por su parte, los colorantes concentrados tienen dos ventajas: cunden mucho y son muy sencillos de utilizar. Al ser líquidos, basta con añadir unas cuantas gotas para que tus champús y geles adquieran un bonito color. Se incorporan al final de la elaboración, cuando el resto de ingredientes ya están mezclados. Lo recomendable es ir añadiendo poco a poco y removiendo hasta alcanzar el tono deseado.

También contamos con colorantes naturales, que se extraen de vegetales, animales o minerales. Estos productos resultan ideales para tintar productos de belleza de forma 100% natural. La gama de colores naturales es más limitada y son más sensibles.

Mientras, los nacarantes, micas y purpurinas te servirán para conseguir un extra de brillo y dar reflejos y pequeños destellos en el acabado final. Para usarlos hay que dispersar la cantidad deseada en un poco de la base de champú o jabón líquido. Se remueve y cuando tengas una mezcla homogénea se añade a la totalidad de la elaboración.