Materiales

Arcillas, barros y fangos

Arcillas, barros y fangos

Productos por página

Productos por página

Comprar arcillas para mascarillas caseras

Si estás pensando en comprar arcillas para mascarillas caseras, en Gran Velada encontrarás una gran variedad. Con ellas podrás hacer mascarillas para la cara y envolturas corporales con múltiples beneficios para la piel. Contamos con arcilla rosa, verde, blanca caolín, barros del Mar Muerto, lodos termales, con azufre… Todos ellos son productos naturales con infinidad de propiedades. Unas propiedades que se conocen desde hace miles de años. De hecho, las antiguas civilizaciones ya la usaban en sus rutinas de belleza y para curar heridas.

Las arcillas y lodos aportan grandes beneficios a la piel: depuran, calman, limpian y regeneran. Son desintoxicantes y desinfectantes, por eso con ellas podrás decir adiós a las impurezas. Además, su rico contenido en minerales contribuye a regenerar los tejidos dañados. Se venden en polvo y puedes mezclarlas con agua, aceites vegetales o mantecas. El resultado: una mascarilla económica y natural, acorde a las necesidades de tu piel.

La arcilla verde es probablemente la más conocida. Tiene un gran poder desinfectante y limpia en profundidad las impurezas de la piel. Está especialmente indicada para hacer una mascarilla para el acné. Puedes combinarla con aceite de caléndula o de rosa mosqueta para hacer un peeling casero.

La bentonita es una arcilla absorbente que produce un efecto limpiador, particularmente sobre pieles grasas. Mientras, la arcilla blanca caolín aporta suavidad, humedad y elasticidad. Esta arcilla tiene un gran efecto tensor, que estira la piel. De ahí que esté recomendada para frenar la aparición de arrugas y la celulitis. En este último caso, puedes mezclarla con extracto de centella asiática y aplicarla sobre las piernas para tratar la retención de líquidos y la grasa acumulada.

Con los lodos y barros podrás hacer, además de mascarillas faciales, envolturas corporales, ideales para nutrir y regenerar. Limpian en profundidad, eliminan las pieles muertas y regeneran la piel. Son muy habituales en tratamientos de Spa, pero tú mism@ podrás hacer elaboraciones con ellos de forma sencilla, económica y sin salir de casa.