Materiales

Aceites y Mantecas para hacer Mascarillas

Productos por página

Productos por página

Ingredientes para mascarillas caseras

En Gran Velada encontrarás una amplia variedad de ingredientes para mascarillas caseras. En este caso son aceites vegetales y mantecas naturales que te servirán de base para hacer tus propios preparados caseros. Con ellos conseguirás hacer mascarillas para limpiar, refrescar, hidratar y reafirmar. El resultado: una piel tersa, luminosa y sin impurezas. Además, las mascarillas capilares caseras te ayudarán a cuidar y mimar tu cabello.

Con los aceites vegetales de esta sección podrás hacer en casa mascarillas exfoliantes para limpiar en profundidad y eliminar las células muertas; mascarillas hidratantes, para nutrir la piel y disminuir las arrugas; y mascarillas estimulantes, que favorecen la regeneración para una piel más tersa y con mayor elasticidad. Mientras, las mascarillas capilares son perfectas para nutrir y aportar brillo. En ambos casos, solo tienes que aplicarlas con un pequeño masaje circular, dejarlas actuar durante unos minutos y retirarlas con abundante agua.

Los aceites vegetales se pueden aplicar directamente sobre la piel, los puedes combinar y les puedes añadir tanto partículas exfoliantes como aceites esenciales para multiplicar sus propiedades. Por ejemplo, el aceite de aguacate es ideal para hidratar el cabello seco y dañado. Es rico es minerales y ácidos grasos, lo que aporta un extra de nutrición. Combinado con manteca de karité te ayudará a lucir un pelo hidratado.

El aceite de jojoba es un gran aliado de belleza y se puede utilizar tanto para hacer mascarillas faciales como para el pelo. Está indicado para pieles grasas, ya que contribuye a regular el sebo y expulsar el que está retenido. Es ideal para hacer una mascarilla contra el acné. Además, protege el cuero cabelludo y frena la aparición de la caspa. Con este aceite podrás elaborar una mascarilla para acabar con la caída, la caspa y devolverle el brillo natural.

El aceite de ricino ayuda a hidratar y nutrir las pieles secas. Con él puedes hacer una excelente mascarilla exfoliante. Solo hay que mezclar este aceite vegetal con sales marinas, arcillas o semillas. Conseguirás una piel más limpia. Si lo mezclas con aceite esencial de romero, obtendrás una mascarilla para estimular el crecimiento del pelo, fortalecerlo y evitar su caída. Para pieles secas, se aconseja el aceite de germen de trigo, que regenera y aporta nutrientes. Puedes hacer una mascarilla combinándolo con arcilla verde.

Son solo algunos ejemplos, ya que estos aceites vegetales son muy versátiles y están cargados de propiedades. En la ficha de producto de cada uno de ellos encontrarás información más detallada sobre sus beneficios y el modo de uso.