Materiales

Pigmentos Minerales Naturales, en polvo.

Productos por página

Productos por página

Pigmentos minerales para jabón

Una de las mejores maneras de dar un toque de color a tus jabones de glicerina de forma natural es optar por los pigmentos minerales para jabón que hemos seleccionado en esta categoría. Encontrarás diferentes óxidos y arcillas que podrás utilizar para tintar tus elaboraciones caseras. Los productos de esta sección son de grado cosmético, de ahí que estén recomendados para hacer este tipo de preparados.

Los pigmentos minerales y naturales son inalterables, toleran la luz y las altas temperaturas y no oxidan. Son insolubles, es decir se dispersan en el jabón y se mantienen en suspensión, por lo tanto no migran. Te permiten hacer un jabón de dos colores diferentes, sin que los tonos se acaben mezclando.

Encontrarás diferentes colores: tonos tierra, que se extraen del óxido de hierro; azules y violetas, que son pigmentos ultramarinos; o el verde, que procede del óxido de cromo. Además, con el dióxido de titanio y el óxido de zinc conseguirás un intenso blanco. Estos pigmentos naturales se venden en polvo, en envases de diferentes tamaños.

Otra forma de dar un toque de color a los jabones de glicerina es con arcillas naturales. Además, conseguirás llenarlos de propiedades, sobre todo limpiadoras. Contamos con arcilla blanca, amarilla, rosa, roja, verde y marrón. En los jabones base cristal, estas arcillas teñirán y opacarán. Mientras, en la base blanca, el color final será claro, tirando a tonos pastel.

Para trabajar con estos pigmentos es aconsejable romper la partícula antes de añadirlos a la base de jabón derretida. El proceso es muy sencillo: se echa la cantidad de pigmento indicada en un mortero de cristal y se mezcla con unas gotas de alcohol 96º. Se machaca bien y cuando esté líquido, se incorpora a la base de jabón. Así no quedarán grumos ni posos.