Materiales

¡Lo más vendido!

Fragancias cosméticas para velas de masaje

Productos por página

Productos por página

Fragancias para velas

Para que tus velas de masaje tengan un aroma exquisito, en Gran Velada ponemos a tu disposición fragancias para velas. Son esencias concentradas, con toques dulces, afrutados, florales, exóticos, especiados, acuáticos… Entrando en la ficha específica de cada una de las fragancias podrás ver la pirámide olfativa.

Contamos con más de 300 aromas que podrás incorporar a tus velas para masaje caseras. Al ser esencias concentradas, solo hay que añadir unas cuantas gotas. Se agregan cuando las ceras y los aceites están en estado líquido, al final de la preparación. Echas la cantidad indicada, remueves bien y rellenas el cuenco con la mezcla. Cuando se haya solidificado, tendrás una vela de masaje lista para usar.

Si quieres un masaje aromático con un toque dulce, puedes optar por esencias como la vainilla, el chocolate o la canela. Si prefieres los aromas afrutados, podrás elegir entre una gran variedad, como mango, naranja, fresa, limón… Para los amantes de las esencias florales, contamos con un amplio catálogo, con aromas a flor de tiaré, lavanda, rosa…

Son aromas suaves, sutiles, ligeros con los que conseguirás crear un clima de paz y tranquilidad. Con estas fragancias, tus velas de masaje conquistarán todos tus sentidos. Solo tienes que poner un poco de música, luz tenue y disfrutar de un masaje caliente con infinidad de beneficios.

Hacer este tipo de velas en casa te permite personalizarlas según tus gustos. Puedes elegir, las ceras, los aceites y, por supuesto, el aroma. En la tienda online de Gran Velada encontrarás un amplio catálogo de esencias. Se venden en envases de diferentes tamaños, en un cómodo formato, con tapón cuentagotas, con el que te resultará muy sencillo incorporarlas a tus preparados.

Son muy versátiles y, además de para velas de masaje, estas fragancias te servirán para dar aroma a tus jabones artesanos, cremas faciales y corporales, bombas y sales de baño, ambientadores caseros… De ahí que resulten tan rentables.