Materiales

Aceites esenciales aromaterapia

Productos por página

Productos por página

Aceites esenciales para velas

Una de las mejores formas de disfrutar de las propiedades de los aceites esenciales es a través de las velas de masaje, que te permitirán relajar el cuerpo y la mente.  En Gran Velada encontrarás aceites esenciales para velas. Son puros, de buena calidad y con ellos podrás hacer tus propias velas de masaje cargadas de beneficios.

Elaborarlas en casa es más sencillo de lo que puede parecer. Solo tienes que fundir la cera natural elegida y la manteca y añadirle aceites vegetales. Cuando haya descendido la temperatura, agregas el aceite esencial. Es aconsejable que la proporción no supere el 3%, ya que son puros y, por lo tanto, resultan muy concentrados. Dejamos enfriar, colocamos la mecha y esperamos a que solidifique por completo. La vela de masaje estará lista para usar.

Para disfrutar de todas las propiedades de los aceites esenciales solo hay que prender la vela y dejarla encendida durante unos minutos. Poco a poco irá desprendiendo un agradable aroma que te ayudará a liberar tensiones. Una vez que se haya vuelto líquida, puedes echar los aceites sobre el cuerpo. No tengas miedo a quemarte, ya que las ceras que se emplean para estas velas tienen bajo punto de fusión, por lo tanto el aceite estará caliente pero no quemará. Normalmente, ronda los 40ºC.

Los aceites esenciales llenarán de propiedades tus velas de masaje. Dependiendo de los beneficios que quieras obtener deberás optar por unos u otros. Son ideales para liberar tensiones, decir adiós al estrés y relajarse. Por ejemplo, puedes añadir aceite esencial de lavanda, de bergamota, ylang ylang, mejorana, neroli, palo de rosa, manzanilla o petit grain. Todos ellos están recomendados para aliviar el estrés, ya que son relajantes y aliviantes.

La aplicación de los aceites esenciales en forma de masaje sobre la piel tiene dos beneficios: por un lado aprovechas las propiedades de manera tópica, a la vez que su fragancia conseguirá, a través de la aromaterapia, mejorar el estado físico y psicológico de la persona que recibe el masaje.