Materiales

¡Lo más vendido!

Hacer velas de masaje

Hacer velas de masaje

Cómo hacer velas caseras de masaje

Las velas de masaje son un eficaz tratamiento para hidratar y nutrir la piel en profundidad, a la vez que se propicia la relajación del cuerpo y la mente. Si te preguntas cómo hacer velas caseras de masaje, en Gran Velada ponemos a tu disposición todos los materiales que necesitarás y en nuestros blogs podrás ver paso a paso cómo elaborar tus propias velas de masaje.

En este ritual de belleza, muy extendido en los spas de lujo, el protagonismo recae en una vela hecha con productos naturales y muy nutritivos. Al encender la vela, el calor provoca que sus componentes se vuelvan líquidos. De esta forma se pueden aplicar sobre la piel. Las ventajas: el calor de la vela favorece su absorción y el olor que desprende ayuda a crear un clima de relajación.

Hacerlas en casa no te llevará mucho tiempo y podrás disfrutar de un tratamiento exclusivo sin gastar mucho dinero. Aquí encontrarás todo lo necesario para hacer velas de masaje caseras. Lo primero es elegir un buen aceite, una manteca o una cera. En Gran Velada contamos con productos naturales, de primera calidad que ayudarán a hidratar la piel. Por ejemplo, la manteca de karité es una gran opción.

Para llenar tu vela de masaje de propiedades, hemos elaborado una amplia selección de aceites esenciales. Estos serán los encargados de aportar beneficios a tu piel, a la vez que ayudan a relajar la mente. Para darle un extra de olor, contamos con gran variedad de fragancias. Así podrás personalizarlas a tu gusto.

No menos importante es elegir una buena mecha, en este caso se recomienda que sean de algodón. Si quieres darles un toque de color a tus velas, pueden optar por un pigmento mineral natural, que teñirá la vela, pero no tu piel. Por último, es fundamental comprar un buen recipiente, ya que será el envase donde haremos la vela. En Gran Velada encontrarás todo lo que necesitas y si quieres te asesoraremos en todo el proceso.