Materiales

Micas y Purpurinas para Cremas Caseras DIY

Productos por página

Productos por página

Las micas son empleadas en cosmética para producir irisaciones y brillos en la elaboración de sombras de ojos, labiales, maquillaje, esmalte para uñas, jabones...etc.

Recientemente se está ampliando su uso como aditivo a las cremas hidratantes para producir cierto efecto luminoso en la piel.

Una mica es un mineral del grupo de los silicatos que se puede extraer de rocas como el granito.

Las micas son principalmente blancas pero al mezclarlas con pigmentos inorgánicos coloreados (por ejemplo; óxidos de hierro) se transforman en la mica dorada, plateada o cobre que conocemos.

Los nacarantes son micas recubiertas de dióxido de titanio y en función del espesor del recubrimiento se obtienen diversos efectos ópticos.

Se pueden obtener efectos nacarados plateados, amarillos, rojizos, azulados o verdosos.

Los recubrimientos oscilan entre 40µm y 100µm.

El efecto nacarado se produce cuando los propios pigmentos nacarantes permiten el paso de la luz a través de su estructura produciendo cierta reflexión.

Tanto las micas como los nacarantes se consideran pigmentos inorgánicos insolubles tanto en agua como en grasas. Actúan por dispersión.

En términos de estabilidad, al calor y la luz, son superiores a los demás colorantes.

Las purpurinas o glitters cosméticos son pigmentos grado cosmético recubiertos con poliuretano-11(polímero).

Tanto las micas, nacarantes como purpurinas cosméticas son inocuas dermatológicamente, presentan un tamaño adecuado para aplicar en nuestras preparaciones y cumplen con los criterios de pureza química y bacteriológica.