Materiales

Colorantes en polvo para cremas

Productos por página

Productos por página

Colorantes para cremas

Amplia gama de colorantes para cremas en polvo, que se disuelven perfectamente en un medio acuoso. Se trata de colorantes hidrosolubles, de grado cosmético y 100% puros, por lo que se necesita muy poca cantidad de uso. Verás que cada uno de los colorantes de esta sección tiene asignado un código numérico, denominado Color Index. Es la forma de evitar duplicidades y poder distinguirlos.

Con estos colorantes conseguirás que tus cremas adquieran un bonito tono. Hay rosas, rojos, azules, verdes, amarillos… En definitiva, una gran variedad de colores para que puedas dar a tus preparados caseros la tonalidad que más te guste. Son tonos vivos e intensos, de los que podrás comprar pequeñas cantidades u otras más grandes: desde 10 gr a 500 gr.

Cuando se emplean este tipo de colorantes en polvo en la elaboración de cremas o mascarillas es necesario disolverlos previamente. Es muy sencillo. Solo tienes que mezclar en un mortero un poco de agua desmineralizada y añadir el colorante. Son puros, así que con una pizca será suficiente. Machacas bien la mezcla y cuando tengas una masa homogénea la añades a la crema. El color se debe de incorporar al final de la elaboración, cuando la emulsión está fría. Se remueve todo bien y la crema estará lista.

La cantidad de colorante a incorporar en cualquier caso debe ser bastante como para otorgar el color que se desea y lo suficientemente baja como para evitar teñir tu piel. En este caso son colorantes de buena calidad, por eso con una pizca es más que suficiente. No es bueno abusar de ellos.

Otro dato importante a tener en cuenta es que estos colorantes son inestables y pueden acabar por atenuarse con la luz, calor o agentes oxidantes. Y es que son sensibles. Por eso, es aconsejable guardarlos cerrados herméticamente, lejos de la  luz directa y en un lugar sin humedad. Así te servirán para próximos usos y recuerda que estos mismos colorantes puedes usarlos para hacer jabones, champús…