Materiales

Colorantes para Jabones artesanales hidrosolubles en polvo

Productos por página

Productos por página

Dónde comprar colorantes para jabones

Los colorantes para jabones artesanales hidrosolubles en polvo son tintes de calidad cosmética, y solubles en agua. Si te preguntas dónde comprar colorantes para jabones, en la tienda online de Gran Velada encontrarás una gran variedad, tanto de tonalidades como de formatos.

En esta sección, ponemos a tu disposición una amplia gama de colorantes hidrosolubles en polvo. Son colores vivos, llamativos y muy vistosos. Tenemos gamas de rojos, rosas, azules, violetas, verdes, amarillos… Se venden en envases de diferentes tamaños, desde 10 gr a 500 gr. Cunden mucho, por lo que con una pequeña cantidad basta para tintar nuestros jabones. Eso sí, todo dependerá de la intensidad que queramos conseguir.

Los colorantes de esta sección tienen grado cosmético, por lo que se pueden usar sin ningún tipo de problema en los jabones. La mejor forma de incorporarlos en hacerlo directamente en la traza o diluirlos previamente en unas gotas de agua. La tonalidad, persistencia e intensidad de color conseguidos en el producto final dependerán, en gran medida, de la técnica aplicada y las materias primas utilizadas.

Una vez que tengas la traza de jabón lista puedes añadir una pizca de colorante y continuar batiendo durante unos instantes para que la partícula de color se rompa y conseguir así un tono más intenso. La otra opción es echar unas gotas de agua en un mortero, añadir el colorante y machacar la mezcla para obtener el mismo resultado que en el caso anterior. Cuando tengamos una masa compacta, la incorporamos a la traza y removemos con una espátula. De estas dos formas conseguirás resultados óptimos.

Estos colorantes hidrosolubles en polvo son de muy buena calidad y sensibles. Por eso, pueden atenuarse con la luz, el calor o agentes oxidantes. De hecho, los jabones pueden perder intensidad de color con el paso del tiempo. Una vez que hayamos usado los conservantes es importante guardarlos en un envase perfectamente cerrado, en un lugar sin humedad y sin luz directa.