Materiales

¡Lo más vendido!

Moldes para hacer jabón

Moldes para hacer jabón

Productos por página

Productos por página

Moldes para jabones

En Gran Velada somos unos enamorados de hacer jabones artesanos, por eso ponemos a tu disposición centenares de moldes para jabones, resistentes y de buena calidad, para que puedas darles infinidad de formas, desde las más clásicas hasta otras más originales y divertidas. Con nuestros productos y materiales hacer jabón de glicerina o de aceite se convertirá en un juego de niños.

En esta sección encontrarás moldes de silicona de temáticas muy variadas. Tenemos desde moldes para hacer detalles de boda, bautizo o comunión hasta otros para que hagas jabones de animalitos, florales o marinos. Verás que la sección se divide en diferentes categorías, atendiendo a la temática.

Hay moldes para Halloween, para despedidas de solter@, de angelitos, para hacer souvenirs, asiáticos o esotéricos, infantiles… En esta sección también podrás comprar moldes para hacer jabón en miniatura, para elaborar masajeadores o incluso para hacer jabones de hotel. Tampoco podían faltar moldes más profesionales para hacer jabón en barra o en pastillas con diferentes formas geométricas: redondas, cuadradas, ovaladas, rectangulares…

La mayoría de los moldes de nuestra tienda online son de silicona y trabajar con ellos es muy sencillo. Se desmoldan con mucha facilidad y no es necesario usar desmoldante, ya que la silicona evita que el jabón se quede pegado. Con ellos podrás hacer tanto jabones de aceite como de glicerina. Algunos de ellos son industriales, pero casi todos se hacen de manera artesanal. En Gran Velada contamos con un equipo especializado que se encarga de hacer los moldes bajo pedido. Se fabrican a mano y de uno a uno.

Para conservar tus moldes en buen estado es importante seguir una serie de recomendaciones. No hay que utilizar objetos cortantes para extraer el jabón, ya que se puede dañar la silicona. Como ya hemos dicho, se desmoldan cómodamente. Solo hay que presionar la parte trasera y doblar un poco el molde. Como son flexibles, recuperan su forma original al instante. Tras cada uso es aconsejable limpiarlos en profundidad y secarlos. Además, hay que guardarlos en un lugar sin humedad. Así conseguirás que tus moldes te sirvan para posteriores usos.

¡Esperamos que encuentres lo que buscas!