Materiales

¡Lo más vendido!

Extractos de Plantas para Cremas Caseras

Productos por página

Productos por página

Extractos de plantas para cosmética

Los extractos vegetales que encontrarás en esta sección contienen todas las propiedades de las plantas en las que se han macerado. Son de gran calidad y con ellos conseguirás llenar de propiedades tus cremas caseras. En Gran Velada contamos con una exquisita selección de extractos de plantas para cosmética. La principal diferencia entre ellos en el medio líquido en el que se han elaborado. Pueden ser glicólicos, hidroalcohólicos u oleosos. En los primeros la planta se macera con glicerina; para los hidroalcohólicos, el líquido empleado es alcohol; mientras, los oleosos se maceran en un aceite vegetal.

De esta forma se obtienen extractos resistentes al enranciamiento que permiten obtener principios activos mejor conservados en el tiempo. Son de gran pureza y todos ellos están sometidos a control de contaminantes. En Gran Velada podrás comprar extractos de plantas para cosmética en envases de plástico de diferentes tamaños a un precio muy competitivo. Con ellos te resultará muy sencillo elaborar cremas caseras, mascarillas o tónicos acordes con las necesidades de tu piel.

Dependiendo del extracto que elijamos habrá que incorporarlo en una fase u otra de la receta. Las cremas son el resultado de unir una fase acuosa con otra grasa. Los ingredientes se mezclan por separado y se unen al final. Si optamos por extracto oleoso habrá que mezclarlo con los aceites de la fase grasa. Mientras, si elegimos un extracto glicólico o hidroalcohólico tendremos que incorporarlo junto con los ingredientes de la fase acuosa.

Hacer cosmética natural

A la hora de optar por un extracto u otro hay que tener claro qué beneficios queremos obtener para nuestra piel. Eso sí, elijamos el que elijamos conseguiremos hacer cosmética natural de forma sencilla y económica. El hecho de hacer tus propias cremas en casa te permite añadir los ingredientes que mejor vayan a tu tipo de piel.

Por ejemplo, el extracto de melisa es astringente y puede utilizarse para formular un tónico de pieles grasas. Mientras, el extracto de caléndula te servirá para hacer una crema para las quemaduras y cicatrices. Si buscas una crema que estimule el rejuvenecimiento de la piel, el extracto de jalea real, por su alto contenido en vitamina B y minerales, te será de gran ayuda.

Con el extracto de zanahoria podrás elaborar una crema solar casera, ya que protege la piel y potencia el bronceado. Por su parte, el extracto de manzanilla te servirá para cuidar las pieles sensibles. Además ayuda a combatir irritaciones y rojeces.

Son solo algunos ejemplos de cómo estos extractos pueden ayudarnos a la hora de hacer cosmética natural. ¡Anímate a probarlos!