Materiales

¡Lo más vendido!

Arcillas, sales y exfoliantes para añadir al jabón de Glicerina diy

Productos por página

Productos por página

Jabones exfoliantes caseros

Si quieres conseguir jabones de glicerina con propiedades para tratar problemas de la piel como el acné, la celulitis o el exceso de grasa, en esta sección encontrarás los ingredientes necesarios. Verás que tenemos diferentes tipos de arcillas, de lodos y de partículas exfoliantes. Se trata de materias primas que nos regala la naturaleza y que te ayudarán a lucir una piel más tersa y luminosa. Añadir estos ingredientes naturales a tus jabones de glicerina es muy sencillo y conseguirás unas pastillas de jabón repletas de beneficios para la piel. Para hacerlos te recomendamos que uses jabón base de glicerina en suspensión, ya que ayuda a que las partículas se dispersen por todo el jabón y no caigan en la base exclusivamente.

Las arcillas tienen una gran capacidad para absorber la grasa y las impurezas de la piel, además aportan un efecto calmante instantáneo, incluso en las pieles sensibles. En el caso de algunas arcillas, como la verde, ayudan a estimular la circulación y a acabar con la grasa acumulada. Con la arcilla blanca conseguirás un jabón facial ideal para absorber el exceso de grasa y evitar que salgan granitos. También puedes hacer otro de arcilla verde para limpiar la piel.

Por su parte, las partículas exfoliantes ayudan a limpiar la piel en profundidad, ya que eliminan las células muertas y las toxinas acumuladas. Las semillas de amapola, de chía, la sal rosa del Himalaya y la piedra Pómez figuran entre los diez mejores exfoliantes naturales. Haciendo jabones exfoliantes caseros conseguiremos limpiar la piel, pero también tonificarla y rejuvenecerla, porque ayudamos a que se regenere.

Por último, en esta sección también encontraréis lodos, barros o fangos termales. Son ricos en minerales, por eso tienen tantas propiedades para nuestra piel. Ya los egipcios se hacían envolturas con los lodos del río Nilo para lucir una piel joven y tersa. Tomad nota de esta receta para hidratar, purificar y reafirmar vuestra piel.