Materiales

¡Lo más vendido!

Cosmética Marroquí

Productos por página

Productos por página

Cosmética marroquí online

La cosmética marroquí ha hecho del uso de productos naturales su punto fuerte. Y es que a día de hoy siguen utilizando recetas ancestrales que han pasado de generación en generación y que siguen aportando grandes beneficios a la piel. La cultura árabe siempre ha dado mucha importancia a la higiene personal y a la belleza, por eso cuentan con una amplia gama de productos, ideales para el cuidado de la piel y el cabello. Si quieres adquirir productos de cosmética marroquí online en Gran Velada encontrarás un completo catálogo con precios económicos.

El aceite de argán es la joya de la cosmética marroquí, de hecho muchos lo califican como el oro líquido de Marruecos por las muchas propiedades que tiene. Es la base de muchas cremas, ya que es rico en Vitamina E y ayuda a combatir el envejecimiento y la sequedad de la piel. Este aceite también está recomendado para fortalecer las uñas y el cabello.

El jabón negro, el ghassoul, la henna, el alumbre o el almizcle son otros productos de cosmética tradicional marroquí que podrás comprar en la tienda online de Gran Velada. El jabón negro, también conocido como beldi, es un exfoliante natural que ayuda a eliminar las células muertas de la piel, dejándola suave y purificada. Para aplicarlo, es aconsejable usar el guante exfoliante kessel, una manopla que también puedes comprarla en nuestra tienda online.

La henna es otro de los productos típicos de esta cosmética. Se trata de un tinte natural que puede usarse para teñir el cabello o para hacer los conocidos tatuajes. Por su parte, el alumbre es un mineral con propiedades desodorantes, antibacterianas y cicatrizantes. Se aplica sobre la piel para evitar el mal olor y las irritaciones. En Gran Velada lo tenemos en bruto, en polvo o ya en desodorante.

En esta sección también podrás encontrar Khol, que es un maquillante natural para ojos de color negro intenso; o aceite de Amla, que ayuda a fortalecer y nutrir el cabello. Tampoco podía faltar arcilla de ghassoul, con la que se hacen unos barros para eliminar el exceso de grasa en la piel y en el cabello.