Materiales

¡Lo más vendido!

Colorantes Naturales para Jabones Caseros

Productos por página

Productos por página

Colorantes naturales para jabones

Si quieres dar color a tu jabón casero de aceite de forma completamente ecológica podrás hacerlo con nuestros colorantes naturales para jabones. En Gran Velada contamos con una decena de colorantes elaborados 100% con materias primas de origen natural. Se venden en polvo, en envases de diferentes tamaños y resultan económicos, ya que cunden mucho y son muy versátiles. De hecho se pueden emplear para hacer jabón, pero también para añadir a otros cosméticos.

Los colorantes naturales que encontrarás en esta sección se extraen de plantas, raíces, algas o insectos. Por ejemplo, el colorante natural verde se obtiene de la espinaca, el colorante natural enocianina se consigue a partir de la piel de uva y el amarillo de la curcumina. La principal ventaja de estos colorantes es que son naturales, aunque esto mismo hace que la gama de colores sea más limitada. Otro de los puntos positivos a tener en cuenta es que la mayoría provienen de plantas con propiedades beneficiosas para nuestra piel, por lo que además de dar color enriquecen nuestros productos Diy. Es el caso de la cúrcuma, la espinaca o el alga espirulina.

Estos colorantes son utilizados para hacer jabones completamente naturales. A la hora de usarlos es recomendable disolverlos en un poco de agua para romper la partícula y evitar así que aparezcan pequeños grumos. Dependiendo de la cantidad que se añada el color será más o menos intenso. De esta forma conseguiremos diferentes tonalidades.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el grado de concentración y de perdurabilidad depende en gran medida de cada colorante en particular y de la técnica y materias primas utilizadas en el proceso de saponificación. Muchas veces, estos colorantes naturales para jabón casero se escogen por su origen natural y no tanto por el resultado final. Y es que hay que tener en cuenta que no tienen mucha estabilidad, por eso la tonalidad final puede variar con el tiempo, sobre todo la coloración y la intensidad.