Materiales

¡Lo más vendido!

Principios Activos para jabón y cosmética

Productos por página

Productos por página

Principios activos cosméticos

Los principios activos son los reyes de las formulaciones, y es que son los ingredientes que se encargan de dotar a los cosméticos de la función para la que han sido concebidos. Por eso, están considerados como el alma de los productos de belleza. Pueden ser de origen vegetal, animal o sintético, es decir creados en un laboratorio, y pueden tener un sinfín de propiedades, como antiedad, hidratantes, anticelulíticas, despigmentantes... De ahí que sea muy importante tenerlos en cuenta a la hora de elaborar nuestros cosméticos caseros.

En Gran Velada ponemos a tu disposición un amplio catálogo de principios activos cosméticos para que puedas hacer en casa tus propios productos de belleza DIY atendiendo a las características de tu piel o de tu cabello. De esta forma podrás elaborar cosméticos totalmente personalizados dependiendo de tus necesidades. En nuestra página web podrás encontrarlos sólidos o líquidos y si visitas nuestros blogs descubrirás ideas y consejos para utilizarlos.

Normalmente, se incorporan en la fase final de la elaboración del producto, cuando la emulsión ya está elaborada. Se suelen añadir a la vez que la esencia aromática. Se agregan en frío y sin calentar porque los activos cosméticos pierden propiedades con la temperatura. Si entras en la ficha de producto de cada uno de ellos podrás ver sus características básicas, la dosis recomendada e ideas de utilización. En general, pueden añadirse a cremas o emulsiones, champús, geles, lociones, mascarillas y cualquier otro producto de cosmética casera.

Por ejemplo, en Gran Velada podrás comprar a un precio económico ácido hialurónico, el aliado perfecto para hidratar la piel, ya que tiene propiedades humectantes que ayudan a retener el agua. Mientras, la cafeína combate la piel de naranja, por lo que es perfecta para hacer una crema anticelulítica. Además es antioxidante y ralentiza el ritmo de envejecimiento de la piel. Por su parte, la queratina ayuda a proteger nuestro cabello y le aporta brillo, resistencia y elasticidad. De ahí que esté recomendada para hacer champús o mascarillas capilares.