Materiales

Moldes Jabón Flores

Productos por página

Productos por página

Moldes de flores

La filosofía “Flower power” se ha adueñado de esta categoría de Gran Velada, en la que encontrarás decenas de moldes de flores para hacer jabón. Margaritas, girasoles, narcisos, calas, geranios, flores de fantasía, pensamiento azul, claveles, tréboles… Así hasta completar una larga lista de lo más vistosa. Todos estos moldes de flores te permitirán adentrarte en el maravilloso mundo del jabón casero.

Con estos moldes de Gran Velada conseguirás hacer flores de jabón de manera rápida, sencilla y económica. Necesitarás tres ingredientes básicos: jabón base de glicerina, colorante y esencia aromática. El resultado: unos coquetos jabones en forma de flor ideales para regalar como detalle de boda, para decorar el baño o para usar en tu día a día.

Hacer jabones en casa con estos moldes de flores es sencillo y rápido. Lo primero es derretir en el microondas la base de jabón. Cuando esté en estado líquido se añade el colorante y la esencia. En este caso queda estupendo un aroma relacionado con la flor que vayamos a hacer.

Si quieres que tus flores de jabón tengan propiedades puedes añadirles aceites esenciales, plantas secas o principios activos. Se mezclan bien todos los ingredientes y se vierte en el molde. Esperas una media hora a que sequen y tus jabones estarán listos para utilizarse.

Estos moldes de flores están fabricados con silicona y son muy resistentes y de buena calidad. La mayoría son en 3 dimensiones, aunque con algunos de ellos también podrás hacer pastillas de jabón en relieve.

Otras de sus cualidades es que son muy flexibles y manejables. Esto permite desmoldarlos con mucha facilidad y que vuelvan a su forma original al instante. Para extraer el jabón de glicerina de nuestros moldes no es necesario ni usar desmoldante ni ningún objeto cortante, como cuchillo o tijera.

Para mantenerlos en perfecto estado es necesario seguir dos consejos básicos: limpiarlos y secarlos bien tras cada uso y guardarlos en un lugar seco, sin humedad. De esta forma conseguirás que duren años y podrás usarlos en muchas ocasiones.