Materiales

Moldes para hacer jabon de miel

Como hacer jabón de miel

En esta sección encontrarás moldes apícolas con los que podrás dar diferentes formas a tus jabones. Verás cómo hacer jabón de miel con ellos es cómodo y sencillo. ¿El resultado? Unas pastillas con un aspecto muy natural para limpiar y cuidar tu piel.

Las abejas y las colmenas son las grandes protagonistas de estos moldes apícolas. Encontrarás diferentes modelos, con formas y tamaños variados. Así podrás elegir el que mejor se adapta a tus necesidades.

Estos moldes son ideales para hacer jabón de miel. ¿Cómo? Muy fácil. Puedes optar entre hacerlos de glicerina o de aceite. Si los quieres de glicerina, solo tienes que fundir la base en el microondas y agregar unas gotas de extracto de miel y esencia aromática. Viertes en el molde elegido y esperas a que seque. En muy poco tiempo podrás hacer jabón de miel cargado de propiedades para la piel.

Jabon de Miel

Estos moldes apícolas para hacer jabón de miel son de silicona, lo que se traduce en resistencia, flexibilidad y durabilidad. Además, son antiadherentes, por eso son tan prácticos a la hora de trabajar con ellos.

Ponemos a tu disposición moldes con formas de hexágono que recuerdan a un panal, moldes de pastillas con divertidos relieves y otros muchos con los que conseguirás diseños muy coquetos. Aúnan un bonito diseño con la funcionalidad propia de los moldes de silicona.

En la ficha de producto de cada molde encontrarás datos más detallados sobre sus características y la cantidad de jabón base que necesitarás para hacer jabón de miel. Allí también podrás comprar si se venden por unidades sueltas o en packs.

Para mantener en perfecto estado estos moldes apícolas, solo tienes que limpiarlos y secarlos bien para que no se queden húmedos. Así podrás echar mano de ellos cada vez que vayas a hacer jabón de miel casero.