Materiales

Ambientador casero

Ambientador casero

Con los kits de iniciación para hacer ambientadores caseros conseguirás hacer ambientadores de una manera sencilla y económica. Decora tu casa a la vez que consigues que huela a las mil maravillas.

Se creativo y aromatiza tu casa con ambientadores para todos los gustos. Con nuestros kits de iniciación te enseñamos a hacerlos para que puedas perfumar tu hogar con las mejores fragancias. Ya no hay excusa para no tener bien ambientada tu casa de una forma fácil y barata.

Personaliza cada ambientador casero para que presumir con tus familiares y amigos. Si lo prefieres también puedes regalarlos, será un bonito obsequio y sobre todo muy práctico y útil.

Ten tu casa siempre a punto, libre de malos olores y ambientada para que te sientas en un remanso de paz y serenidad. Crea diferentes ambientadores caseros y di adiós a los malos olores.

 

Mikado

Una opción de ambientadores caseros es el ambientador mikado. Solo se necesita una botella donde irá la esencia junto con alcohol 96º, unas varillas de madera y si te gusta podrás darle tu toque con una decoración personal con mini figuritas de escayola, lazos o pegatinas.

Cuando se tiene la mezcla ya hecha en la botella se introducirían los palitos de rattan estos son los encargados de difundir la fragancia de tu esencia favorita por toda la estancia. Estas varillas se impregnan con los aceites de la esencia y poco a poco se va extendiendo por las habitaciones de tu hogar. Son un elemento decorativo precioso que da un toque de distinción a tu casa además de aromatizarla con las mejores esencias.

Escayolas y ceras perfumadas

Las escayolas perfumadas se suelen emplear como ambientadores caseros para cajones o armarios. Su modo de realización es muy sencillo. Solo habrá que hacer una pasta de escayola y agua, añadirle la esencia aromática que cada uno quiera y verterla sobre un molde. Una vez seca se desmoldaría y se podría colocar en ella una cinta o un cordón para tener la posibilidad de colgarla de la barra del armario. O sin cuerda para introducirla en algún cajón. Con el paso del tiempo y para que siga oliendo bien solo tendrías que pulverizar sobre la figura un poco de esencia aromática o contratipo de perfume.

Por otra parte y como otro tipo de ambientadores caseros están las ceras perfumadas para quemador. Estas ceras especiales se colocan en la parte superior de los quemadores de esencias y al encender una vela en el quemador el calor va derritiendo la cera a la vez que ésta va soltando su perfume por toda la habitación. Colócala el quemador en el salón, en una habitación o en tu lugar de trabajo de este modo tendrás ambientador durante mucho tiempo. Cuando la vela se apague la cera se secará y solo tendrás que volver a poner otra vela para que lo que ha solidificado se derrita y siga emanando su agradable olor.

Saquitos aromáticos

Otra opción de ambientadores caseros perfecta para decorar tus armarios, cajones y cualquier estancia de tu casa son los saquitos aromáticos. Tienes variadas formas de hacerlos con hierbas aromáticas, sales o incluso con guata. El proceso es muy similar en todos los casos. Para las hierbas solo habrá que introducirlas en el saco y verter sobre ellas unas gotitas de esencia aromática (de la planta en cuestión) y cerrar el saquito. Para las sales habrá que añadirles unas gotas de esencia aromática o contratipo junto con algo de alcohol 96º para que disperse mejor el perfume, remover y rellenar el saquito. Y con la guata solo tendrías que cortar un trozo de ésta introducirlo en el saco y echarle unas gotas de la esencia o contratipo que más te guste cerrar y a ¡disfrutar de sus maravillosa fragancias!