El blog de Gran Velada. ¡Recetas y tutoriales para hacer cremas, jabones, velas, detalles y cosmética casera!

¿Quieres nutrir tu cuerpo con un gel de ducha casero con las propiedades de la miel? La miel está indicada para todo tipo de pieles incluso las mas sensibles y delicadas. El gel de ducha casero con miel aporta suavidad a la vez que limpia e hidrata la piel.

Hacer gel liquido de miel

Te va a resultar muy sencillo hacer el gel de ducha casero, consiste en mezclar dos productos y ya tendrás listo para poder utilizarlo. Aprovecha las propiedades hidratantes, antioxidantes y nutritivas de la miel y cuida tu cuerpo sin gastar apenas dinero.

Este gel de ducha casero es ideal para la época de frío que se avecina, la piel se reseca y aparecen picores molestos. La miel incorporada al gel de ducha casero suavizará nuestra piel y mejorará su aspecto.

¿Que necesitarás para hacer gel de ducha casero?

Verás que pocos ingredientes necesitas para hacer gel de ducha de miel, el resultado es un gel aromático y suave.

Pincha aquí y accede al vídeo directamente en youtube

Como hacer gel de ducha casero

Necesitaremos una báscula para pesar los ingredientes y un palito de madera para dispersar bien y mezclar los productos.

  1. Pesaremos 188 gramos de gel de ducha base en suspensión. Este gel hace que los ingredientes no decanten y queden suspendidos por todo el producto.
  2. Le añadimos 10 gramos de extracto hidrosoluble de miel. Unas gotas de esencia aromática de miel y removemos.

Mezclamos bien todos los productos para que el extracto se disperse bien por todo el gel.

  1. Un poco de colorante para dar un tono suave al gel de ducha y envasamos en una botella.

Ya está listo para poder utilizar y disfrutar del gel de ducha casero. Si te ha gustado éste post no dudes en visitar  nuestros canales de redes sociales Facebook, Instagramtwittergoogle+ y Pinterest además del canal de YouTube.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *